El Renault Mégane recibe tres nuevos motores

Más allá de presentar el nuevo Clio RS Red Bull RB7, el modelo que rendía homenaje al monoplaza con el que Sebastien Vettel ganó el pasado Mundial de Fórmula 1, Renault sigue mejorando sus modelos. Y es que, en esta ocasión, la firma francesa ha apostado por renovar la gama Mégane. De este modo, uno de los vehículos más populares de la marca del rombo recibirá un restyling estético exterior y también interior, mientras que permitirá montar también una nueva dosis de equipamiento en materia de confort y seguridad y unos nuevos motores mucho más eficientes bautizados como Energy.

Si empezamos hablando de las mejoras estéticas, podemos hacernos eco de la incorporación de las nuevas luces LED diurnas, de la introducción de cromados y lacrados tanto en la fachada como dentro del habitáculo, la nueva colección de tapizados y de llantas de aleación y la modificación del parachoques tanto delantero como trasero.

A su vez, también el techo permitirá modificaciones visuales que le dotarán de una mayor exclusividad y personalidad. Sin embargo, más allá de la interesantísima actualización visual, es obvio que la principal novedad de estos nuevos Mégane tiene que ver con el apartado mecánico. Y es que podremos montar en ellos hasta tres nuevas motorizaciones Energy que contarán con sistemas varios para reducir sus consumos y emsiones, tal como el de recuperación de energía en las frenadas y el Start&Stop de parada y arranque automático. Empezamos por el bloque gasolina más básico y menos potente. Se trata del Energy TCe de 1.2 litros y 115 CV de potencia a 4.500 revoluciones por minuto.

Estará dotado de 4 cilindros de inyección directa sobrealimentada y mantendrá un consumo homologado de hasta 5,3 litros por cada 100 kilómetros recorridos, mientras que las emisiones de dióxido de carbono se mantendrán en los 119 gramos por kilómetro, quedándose así por debajo de los 125 g/km que obliga a pagar el Impuesto de Matriculación. Se trata de un bloque que permitirá una conducción silenciosa y tranquila, así como también estable. Cabe recordar que la oferta actual de motores gasolina para los modelos de la firma francesa comprenden potencias de 110, 130, 140 y hasta 180 CV de potencia (mientras que la del Renault Sport asciende hasta los 265 CV), por lo que esta motorización se situará en el segundo escalafón de potencias.

Por otro lado, un segundo motor nuevo que se podrá incorporar en esta nueva gama Mégane es el diesel Energy de 1.6 litros dCi de 130 CV de potencia (que sustituye al 1.9 litros de igual potencia), un bloque que  permite un consumo de 4 litros por cada 100 kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono de hasta 104 gramos por kilómetro. Se trata de un bloque que ya monta el nuevo Scénic. Finalmente, el último bloque nuevo que se podrá montar es el Energy 1.5 litros dCi con 110 CV de potencia, un propulsor que promedia un gasto de combustible de 3,5 litros por cada 100 kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono no superiores a los 90 gramos por kilómetro.

Estos bloques diesel se sitúan entre los que ofertan 90, 110 y 160 CV de potencia. Y más allá de estos tres bloques que se podrán incorporar, entre los distintos elementos que compondrán su equipamiento podemos encontrar el sistema Visio System, que alerta al conductor mediante una señala acústica de una posible salida de carril o que conecta de manera automática las luces. Se trata de un dispositivo que se añadirá de forma opcional en algunos modelos y a cambio de 246 euros en otros. Mejorará además la visibilidad nocturna gracias a la cámara que se situará en el parabrisas, gracias a la cual podrá detectar si nos desviamos de la trayectoria y si se pueden utilizar las luces largas según las condiciones de la vía.

Marzo 18th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar