El Renault Megane, respetuosa con el medio ambiente

Tal y como han hecho en muchas ocasiones las grandes empresas, Renault se adelanta ya al resto de estaciones del año con la presentación de la nueva Megane Collection 2012, una red de vehículos que se empezará a distribuir por todos los concesionarios a partir del mes de marzo, aunque por el momento ya hemos podido ser testigos de la nueva planta de las distintas variantes de este compacto tan reconocido en España: la berlina 5 puertas, la Coupé 3 puertas, la renovada del Renault Sport y la Sport Tourer (la versión familiar).

Aun así, el modelo más vendido entre nuestras fronteras apenas ha apostado fuerte a la hora de renovarse, pues ha decidido seguir la máxima aquella de “si algo funciona bien, mejor no tocarlo”. Es por eso que se percibe cierto conservadurismo en su fachada, aunque se incorporen ópticas diurnas de tipo LED. De hecho, incluso es posible apreciar una parrilla mucho más sencilla en las variantes más básicas del modelo, mientras que los modelos GT y GT Line gozan de una más pequeña pero con un estilo más dinámico, así como de una iluminación diurna integrada en las esquinas inferiores con un ángulo de 90 grados.

No son muchas, pues, las mejoras estéticas, aunque también cuenta con mayores capas de equipamiento y motores mucho más eficientes y ahorradores. De hecho, la principal novedad de la gama tiene que ver con la introducción de unos nuevos bloques, concretamente tres, bautizados como Energy. De todos ellos, dos son diésel y uno es gasolina. Por un lado, contaremos con el Energy 1.2 TCE de 115 CV de potencia, que será ciertamente de los más potentes del mercado gracias a la turboalimentación.

Este bloque, el encargado de sustituir al antiguo 1.6 de 16 válvulas, contará con un consumo de 5,3 litros por cada 100 kilómetros recorridos en ciclo mixto homologado, mientras que sus emisiones de dióxido de carbono se mantendrán en los 119 gramos por kilómetro recorrido. Con todo, se trata de uno de los más económicos de todo la gama, especialmente porque podrá rodar algo más de 1.000 kilómetros sin necesidad de parar a repostar. Es pues un motor gasolina que estará muy en sintonía con las variantes diésel, ya que contará con unos registros ciertamente similares.

Por lo que a las dos variantes respecta, hay que empezar hablando del Energy dCi de 110 CV de potencia y 260 Nm de par máximo desde las 1.750 revoluciones por minuto. Gozará de un ínfimo consumo de hasta 3,8 litros por cada 100 kilómetros recorridos, mientras que sus emisiones de dióxido de carbono no superarán los 95 gramos por kilómetro recorrido. Una maravilla. Por otro lado, el otro bloque es un Energy dCi de 130 CV de potencia y 320 Nm de par máximo desde las 1.750 revoluciones por minuto.

Sus cifras tampoco son nada desorbitadas, pues consumirá hasta un máximo de 4,0 litros cada 100 kilómetros recorridos mientras que las emisiones de dióxido de carbono se mantendrán en los 104 gramos por kilómetro. Con todo, hablamos de un ahorro de combustible de hasta un 20% respecto a su antecesor. Sin embargo, la variante más potente corresponde al Renault Sport, que también se actualiza, que equipará un bloque potenciado con hasta 15 CV más de potencia (265 CV) y 20 Nm más de par (con un total de 360 Nm).

A su vez, podrá equipar nuevas llantas de aleación de hasta 18 pulgadas e incluso un paquete Red Design para darle un aire más espectacular al conjunto con detalles en rojo en diversas zonas del vehículo. Finalmente, la nueva gama Megane montará también otros elementos como el asistente de aparcamiento con cámara trasera, el asistente de arranque en pendiente y muchos otros.

Enero 8th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar