Quimera y Rimac, prototipos de superdeportivo eficiente

Como ya hemos comentado y hemos podido ver estos días, el Salón de Frankfurt ha mostrado al mundo modelos de vehículos de todo tipo, una selección de automóviles muy variopinta, aunque también muchos prototipos que puede que lleguen al mercado y otros muchos que no. La grandeza de estos eventos reside a su vez en la capacidad, influencia y potestad para exhibir marcas y modelos algo más desconocidos para cualquiera. Precisamente por eso, más allá de los stands de marcas como Audi, BMW o Mercedes, podemos encontrar otros productos de otros fabricantes igual de llamativos.

En este caso, hablaremos de dos alternativas a los superdeportivos convencionales que se han presentado en este evento. Se trata del Quimera AEGT y del Rimac Concept One, dos superdeportivos eléctricos que pretenden manifestar su tecnología y marcar un antes y un después en cuanto a los números de este tipo de vehículos. Hablemos primero del Quimera AEGT, puesto que se trata de un modelo cuyo proyecto se ha desarrollado y fabricado en nuestro país (en el parque tecnológico del circuito de Motorland, en Aragón).

Aun así, los componentes que llevará instalados los recibirá de alrededor del mundo (como por ejemplo los motores UQM vendrán de Estados Unidos o su transmisión Hewland, del Reino Unido), y el hecho de que se fabrique en España no significa que sólo esté previsto comercializarse dentro de nuestras fronteras. La firma Quimera como tal la componen varias empresas multinacionales que se encargan de la sostenibilidad urbana. Así pues, en este caso, pretenden dar a entender que no es incompatible que un vehículo de competición como es este Quimera AEGT sea dañino con el medio ambiente, por eso está etiquetado con el término ‘ecológico’.

Cabe señalar, sin embargo, que por el momento no se contempla la posibilidad de comercializarlo al ciudadano de a pie, sino que está previsto fabricar entre 20 y 30 unidades destinadas a las carreras en circuito, es decir, al mundo de la competición. Las baterías, de EIG (empresa de Corea del Norte), reposarán sobre un chasis de fibra de carbono y permitirán suministrar la máxima potencia durante un máximo de 18 minutos, por el momento. De este modo, los tres motores que llevará injertados bajo su capó ofrecerán 700 CV de potencia durante ese ‘corto’ espacio de tiempo, que permitirán al Quimera AEGT alcanzar en tan sólo tres segundos los 100 km/h desde parado.

Y eso que su peso total es de 1.500 kilogramos. Por su parte, el otro modelo es el Rimac Concept One. Este prototipo llegaba a Frankfurt sorprendiendo a propios y a extraños por sus números. Antes es necesario remarcar que la empresa Rimac fue creada por un joven de tan sólo 23 años de origen croata y que antes de dar comienzo el Salón, hizo propaganda con un buen número de Teaser de esta brutal máquina. Así pues, llegaba a Frankfurt como una incógnita, pero al ser presentado se confirmaron los datos que se habían comentado anteriormente.

Un total de 1088 CV de potencia le avalan. Y no sólo este caballaje digno de un superdeportivo como el Bugatti Veyron, sino también sus prestaciones: una velocidad punta de 305 km/h y un paso de 0 a 100 km/h en tan sólo 2,8 segundos. Y si estos números os llaman la atención, más sorprendente es todavía que logre recorrer un total de 600 kilómetros únicamente con las baterías (eso sí, totalmente cargadas).

En este caso, de este Rimac Concept One se pondrían a la venta 88 unidades, aunque se desconoce el precio. Por el momento tampoco se han hecho oficiales los consumos, pero se estima que sean más reducidos que los de otras bestias de semejante categoría. Sea como fuere, el Salón de Frankfurt ha sido el trampolín para mostrarnos dos máquinas que más allá de ser prácticas y eficientes, también gozan de prestaciones de ensueño.

Septiembre 27th, 2011

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar