Tributo al mejor coche de 2010, el Aston Martin Rapide

 

Ya lleva un año comercializándose en Estados Unidos. El modelo actual tiene competencia entre los supercoches de cuatro puertas, pero aun así sigue encabezando la lista de los más elegantes y más rápidos del mundo. Nos referimos al Aston Martin Rapide, el primer bólido construido por la firma inglesa después de que Porsche se deshiciera de todas las acciones, pero se nota cómo su diseño no se oxida con el paso del tiempo ni con la falta de accionistas.

Este Aston Martin, que hereda el nombre del sedán Lagonda Rapide, empresa que ahora yace bajo su mandato, decidió sumarse a la nueva tendencia de cupés de cuatro puertas tal y como el Porsche Panamera, el Maserati Quattroporte o el Mercedes-Benz CLS, el modelo que daría el pistoletazo de salida a esta nueva tendencia.

Pues bien, este supercoche que hizo su debut mundial en el Autoshow de Detroit de 2006 como prototipo, tenía previsto que las 2.000 unidades fabricadas durante el primer año de su producción llamara la atención de una alta cifra de nuevos clientes a la marca, objetivo que ha cumplido.

Este cuatro puertas tan elegante y espacioso está equipado con un motor V12 de 6.0 litros que produce 470 CV de potencia y con una transmisión manual de seis marchas Touchtronic2, lo cual permite al conductor hacer los cambios de manera manual o automática a través de los controles montados en el volante. Su estructura se basa en la tecnología Aston Martin VH, lo que le permite mantener el estilo de la marca además de la idea del prototipo original.

 Su habitáculo cuenta con los más finos materiales fusionados con la tecnología más evolucionada para mejorar el confort de los integrantes. El comprador puede personalizar la mayor parte de aspectos que guste antes de fabricarlo, aunque el equipamiento interior de serie ya es de por sí muy completo.

Por todo este conjunto de características resulta obvio que sólo se fabrique por encargo, y aunque se tengan los 200.000 dólares que cuesta, no todos aquellos que pueden permitirse adquirirlo lo han conducir ya, pues fabricarlo requiere cierta paciencia. Por el momento, la producción se extenderá por cuatro años, es decir, un total de 7.200 unidades. Para todos aquellos que solamente podamos soñar con él, lo podremos ver en la próxima de James Bond.

Diciembre 27th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar