Los coches más rápidos del mundo: años 60 (I)

En los años 50 varias marcas consiguieron que sus modelos alcanzaran velocidades de infarto. En los 60’s no sería una excepción, pues habría coches que superarían las prestaciones vistas hasta el momento.

Un ejemplo es el E-Type de Jaguar de 3,8, que surgió a partir del D-Type y fue el ganador en el circuito de Le Mans en varias ocasiones. Fue muy popular a raíz de su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1961. La primera versión, cupé con techo rígido y portón trasero, alcanzaba los 241 km/h según Jaguar, aunque tan sólo llegaban a esa marca versiones muy cuidadas y preparadas. Luego le siguió la versión descapotable.

Costaba entonces 2.000 libras esterlinas; pese a ello, estuvo en el mercado hasta 1971. Los primeros modelos fueron equipados con un motor de seis cilindros, 3.781 centímetros cúbicos de capacidad y 265 CV de potencia a 5.500 revoluciones por minuto. Gracias a todo ello podía pasar de 0 a 96 km/h en siete segundos. En 1966, se le integró un motor de 4,2 litros, que, aunque no incrementó la velocidad punta, mejoró la cifra de par a bajas revoluciones. Las siguientes versiones, como el Serie II y el Serie III, estuvieron dotadas de menos prestaciones y potencia, por lo que alrededor de 1975 dejaron de comercializarse.

La posguerra gozó de muchos coches de gran valor, pero sin duda alguna el AC Cobra, equipado con un motor V8 americano en sustitución del británico de 2 litros de capacidad, fue uno de los vehículos de más alto rendimiento. El Cobra estaba basado en el Ace de 1954, un deportivo descapotable con chasis tubular y suspensión de ballesta transversal independiente. El piloto de carreras Carroll Shelby propuso que los automóviles con el volante a la izquierda se fabricaran sin motor, con el fin de montarlos él en su taller. Por eso se llamó AC Shelby-Cobra. Su nacimiento se anunció en 1962.

Tras las primeras 75 unidades, el motor original se sustituyó por uno de 4.735 centímetros cúbicos de capacidad. Ello, sumado a una potencia de 300 CV a 5.700 revoluciones por minuto, le concedía unas prestaciones excelentes para su época, llegando a marcar 222 km/h como velocidad punta. Al contar con un motor V8 de 6,9 litros, era capaz de alcanzar los 265 km/h y de pasar de 0 a 96 km/h en 5,6 segundos. Se vendió hasta 1968.

En octubre de 1958, Aston Martin presentó su DB4 de estilo Touring, que marcaba 244 km/h de velocidad punta. Posteriormente, en el Salón del Automóvil de Londres de 1960, la compañía británica anunció la salida del DB4 GT Zagato (se llamó así por la carrocería, fabricada por la empresa Zagato, con sede en Milán). Bajo su capó, el turismo –también destinado a la competición- contaba con un motor de doble árbol de levas en culata y 3,5 litros.

Originalmente con 240 CV, la versión GT pasó a tener 302 CV según la publicidad, aunque no superaba los 270 CV. De todos modos, con un índice de compresión de 9,7 a 1, la potencia aumentó hasta alcanzar los 285 CV a 6.000 revoluciones por minuto. Pesaba 1.270 kg y era capaz de pasar de 0 a 96 km/h en 6,2 segundos. Se produjeron 19 versiones, diez de ellas con el volante a la derecha y los nueve restantes en la izquierda. Dejaron de fabricarse en 1963.

Uno de los Ferraris más raros (sólo se fabricaron 39) se creó para el Campeonato del Mundo de GT de 1962, el cual vencería al igual que el de 1963 y 1964. De los más caros y buscados, el 250 GTO era un automóvil de carreras que también podía utilizarse como turismo y que alcanzaba los 298 km/h. Fue diseñado por Giotto Bizzarrini, quién lo dotó de elegancia, aerodinamismo y simple particularidad.

El singular alerón trasero que llevaba incorporado ayudaba a mantener las ruedas del motor V12 de 2.953 centímetros cúbicos de capacidad y 295 CV de potencia pegadas a la carretera. El propio motor procedía del Testarossa, el deportivo descapotable predecesor del GTO. Ya en 1965, la compañía Maranello decidió concentrar todos sus esfuerzos en la Fórmula 1, ya que fue entonces cuando el GTO se vio superado por bólidos con motor en la parte posterior, como los propios monoplazas de competición.

Octubre 26th, 2010

Un comentario para “Los coches más rápidos del mundo: años 60 (I)”

  1. msrco torres Dice:

    Hola mi nombre es marco solo qiero agregar a la lista de los mas rspidos el lejendario
    ford gt 40

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar