La Comisión Europea mejorará la competencia entre talleres

 

Desde Bruselas llegan noticias del compromiso de la Comisión Europea, en la  lucha contra las prácticas anticompetitivas en el sector de la reparación de automóviles. Se pretende que, los conductores europeos, no tengan por que realizar las revisiones en un taller autorizado por el fabricante para mantener el derecho a la garantía del vehículo.

 

Según la Comisión Europea, desde el 1 de junio «los fabricantes ya no podrán supeditar la aplicación de la garantía a que el cambio de aceite o cualquier otro servicio se hayan efectuado únicamente en los talleres autorizados».

 

El Comisario de la Competencia, el español Joaquín Almunia,  anunció que se han modificado las exenciones de las empresas de distribución y reparación de coches sobre libre mercado. Hasta el momento,  no evitaban que las marcas supeditaran su compromiso de pagar determinadas reparaciones,  a que el cliente realizara las revisiones y similares en los talleres de su red.

 

La Comisión entiende que, esta circunstancia, ha sido la causa de que los conductores no acudan a firmas independientes, para realizar trabajos habituales del mantenimiento de su vehículo, a pesar de sus precios más ventajosos, por temor a la pérdida de la garantía del coche, si surge una avería más seria. Según Almunia, ésta ha sido la causa de la fuerte subida de los precios de las reparaciones en los últimos años.

 

Ha sido la causa que  ha impedido que los conductores acudan a otras firmas independientes, que podrían ofrecerles precios más ventajosos por esos trabajos comunes, por miedo a perder la garantía del coche en caso de una avería más complicada. De hecho, tal y como explicó Almunia, los precios de las reparaciones han experimentado, por esta razón,  un considerable incremento a lo largo de los últimos años.

 

«Como comisario, pero también como usuario, creo que el nuevo marco reportará ventajas perceptibles para los consumidores, al reducir los gastos de reparación y mantenimiento que representan una parte excesiva del coste total de un vehículo a lo largo de su vida», declaró Almunia. Según el Departamento de la Competencia de la Comisión Europea, las facturas de reparación  «representan cerca del 40% de los gastos totales que implica la posesión de un vehículo».

 

Uno de los efectos de la crisis económica ha sido la ralentización de las ventas de coches, con el lógico  envejecimiento del parque automovilístico europeo. A su vez, los coches visitan menos los talleres (en el Reino Unido sus talleres recibieron 2,5 millones menos automóviles que en 2008), con el riesgo para la seguridad vial y el medio ambiente, al ser coches más antiguos y con peor mantenimiento, los que circulan por las carreteras.

 

Los cambios en las normas de competencia del sector del automóvil incluye las medidas que aseguren que las marcas faciliten la información precisa para el mantenimiento de sus modelos y la fabricación de repuestos alternativos a los que ellas suministran.

 

A partir de 2013 la distribución de vehículos será liberalizada y se tratará el sector como cualquier otro mercado. «El nuevo régimen dará a los fabricantes una mayor flexibilidad para organizar distintas redes en las que coexista los concesionarios multimarca y los concesionarios que se comprometan a promover en exclusiva las marcas de un solo fabricante», informa el departamento de Competencia de la Comisión Europea.

 

Vía | La Voz de Galicia

Mayo 28th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar