Audi R8 Spyder, deportivo y descapotable

Audi nos presenta con su R8 Spyder un deportivo descapotable con motor V10 de 525 CV y un chasis deportivo puesto a punto, derivado de su cupé biplaza de diseño futurista. En esta versión que equipa el motor 5.2 FSI de 525 CV el propulsor va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades o una de transmisión automática R Tronic también de seis relaciones, en cualquier caso, con sistema de tracción total permanente.

El R8 Spyder tiene un techo de material textil completamente automático que sólo precisa de 19 segundos para plegarse o desplegarse. La luneta posterior es independiente del resto de la capota que puede ser extraída o guardada de forma también automática, a diferencia de lo que ocurre en otros descapotables. El pliegue o despliegue del techo se puede realizar con el coche detenido o en marcha a 50 km/h como máximo. La tapa que guarda la lona es de fibra de carbono, sin que se vea el motor desde el exterior, como ocurre con la carrocería cerrada. Tiene de serie un deflector para colocar tras los asientos que limita las turbulencias a los pasajeros si se circula con el techo plegado.

El R8 Spyder alcanza una velocidad de 313 km/h y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos; en la versión de caja de cambios manual de seis velocidades el consumo es de 14,9 litros por cada 100 kilómetros. Si la caja de cambios es la de transmisión automática R Tronic de seis velocidades sólo alcanzará los 13,9 litros por cada 100 kilómetros. El cambio automático tiene la función “launch control” para salir desde parado con la máxima aceleración, de forma similar al dispositivo de salida que equipan los monoplazas de Fórmula 1.

La seguridad antivuelco se ve cubierta con los dos arcos ocultos tras los asientos, que se despliegan por encima de los reposacabezas si su sistema de gestión detecta riesgo de vuelco. Con el sistema de micrófonos planos, situados en cada cinturón y en el marco del parabrisas, se garantiza el poder mantener una conversación telefónica con móvil a través de Bluetooth aún circulando sin capota.

Su tapicería de cuero está pigmentada para reflejar la radiación infrarroja, reduciendo hasta 20ºC la absorción de calor si el coche está aparcado con el techo plegado. En su equipamiento de serie tiene faros LED para todas las funciones, suspensión de dureza variable y equipo de sonido Bang & Olufsen. Los precios del Audi R8 Spyder será de 175.100 euros si optamos por el cambio manual o de 183.220 euros en la versión equipada con transmisión automática.

Vía | El Periódico

Febrero 24th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar