Cristiano Ronaldo se compra un Rolls Royce Phantom

 

Un Rolls-Royce no tiene comparación con ningún otro coche. Ni siquiera un Bentley es comparable

 

Y es que no hay nada como tener dinero, y por supuesto, saber como gastarlo. Porque para ganarlo, este chico no tiene problemas. La estrella del Manchester United, que ha sido querido y se ha dejado querer por el Real Madrid, en uno de los culebrones de los fichajes futbolísticos de este verano, se ha gastado la nada despreciable cantidad de 473.600 € en un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé.

 

Es un gran amante del motor, y tiene en su poder en Inglaterra un Aston Martin DB9 Volante, un BMW serie 6 y un Bentley Continental entre otros, mientras que en su residencia de Portugal cuenta con un Ferrari.

 

Al parecer, le molestó un poco que su compañero de equipo Rio Ferdinand captase la atención de los aficionados con un Bentley, y Cristiano Ronaldo, que no quiere pasar desapercibido por nada en el mundo, decidió comprarse este pequeño capricho. Eso es querer en la boca de todos y hacer honor a su palabra cuando dijo que en el momento en que volviese a Manchester, no se escondería ante nadie.

 

Este Rolls-Royce es un descapotable derivado del Phantom de batalla normal, con cuatro plazas, dos puertas y un techo blando plegable, construido casi por completo en aluminio. Cuenta con un motor V12 de 6,75 l de cilindrada fabricado por BMW, con 460 CV de potencia máxima. Es capaz de acelerar de 0 a 100 kms/h en tan solo 5,7 segundos, que no está nada mal si pensamos en su elevado peso y en que está hecho para pasear y no para carreras.

 

Para lo enorme que es el coche, tiene un maletero minúsculo. Cuenta tan solo con 315 litros, aunque para meter la bolsa de deportes, tiene más que de sobra… Además, quien se compra este coche, no va a ir cargado de maletas con la familia dirección a la playa. Es más del tipo de “Ambrosio, llévame de compras”, y a mi personalmente, me encantaría ser Ambrosio por un rato al menos.

 

Tan solo tenemos datos de su consumo mixto, que es de 15,7 litros y cuenta con un depósito de 100 litros. Las emisiones de CO2, ahora tan perseguidas, son de 377 gr/km. A pagar toca, pero con la minucia que es el impuesto de circulación en comparación con el precio del coche, al comprador le dará exactamente igual. Y si le dicen que contamina una barbaridad, seguro que se encoje de hombros y se dará la vuelta, dejándonos con la imagen de alguien al que le da igual.

 

Quien quiere un capricho, lo tiene, siempre y cuando tengas el dinero y la fama suficiente para mostrarlo.

 

Departamento de análisis de www. autodescuento.com

 

Agosto 11th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar