Toyota Avensis. Un modelo que no pasa de moda.

 

La berlina más equipada con un precio muy sugerente.

Ya hace bastantes años que salió el Toyota Avensis. Pero el tiempo, como al vino, le ha sentado fantásticamente. Ha sido un vehículo que se ha renovado con los años y ha añadido el equipamiento según lo ha ido demandado el público. Pero esos cambios han sido tan sutiles que casi nadie se ha percatado de ellos.

 

Diseñado prácticamente para el mercado europeo y pensando más bien en una edad determinada, por diseños y practicidad, es un coche de unas calidades extraordinarias. Tanto en temas de confort, habitáculo y en mecánicas de últimas generaciones.

 

Toyota Avensis.  Un coche con espacio.

 

Para definir el Toyota Avensis hay que empezar por el interior. Es una berlina de tres volúmenes. También se puede adquirir con forma de ranchera que gana en practicidad a la hora de bultos grandes. Tiene unas plazas delanteras de primera línea. Estamos hablando de la marca que hace coches como Lexus. Esos ingenieros son los hermanos de los de Toyota y si decimos que un Lexus es un coche de gama alta, éste se llamará distinto pero, ojo, es igual. Tiene uno de los habitáculos más confortables que hay. Francamente, entre las modernidades que se están poniendo de moda, con todos los cromados, plásticos oscuros y la calidez del Toyota Avensis nos quedamos con el Toyota Avensis.

 

Es sencillo, sin muchos botones. Con los necesarios. Los mandos son intuitivos y cualquiera en menos de tres minutos sabe para qué sirven cada uno de ellos. Eso es una ventaja, ahora, que cualquier coche tiene un sistema informático que precisa de un curso especializado de programación. Ya sabemos de muchos clientes que nos piden coches sencillos porque manejar los mandos de ciertos coches se ha vuelto una pesadilla para aquellos que no son de la generación de los botones.

 

Las butacas son maravillosas. Tienen apoyo lateral, lumbar y además una consola central perfecta para apoyar el codo mientras accionamos el cambio con desidia por la ciudad.
Las plazas traseras son igual de cómodas para dos personas, y si son tres tampoco pierden demasiado. El problema reside en lo marcada que esta la banqueta con dos plazas.

 

Mecánicamente podemos elegir este sensacional coche con mecánicas diesel y gasolina. En la primera tenemos tres potencias. 126, 150 y 177cv. Con cualquiera de ellas se mueve fenomenal, pero cuando lleva la ultima no anda, vuela y además gastando lo mínimo. Se quedan en 6 litros a los cien kilómetros y los otros dos incluso bajan de seis. Las prestaciones son también muy buenas con velocidades puntas de vértigo para los tres que superan los 200km/h.
En gasolina tampoco va mal servido. Desde 129cv hasta los 163cv. Hay tres mecánicas. Todas ellas son muy suaves y francamente una opción de compra muy interesantes si superamos cierto kilometraje anual. No son muy gastones y hacen medias de 10 litros que en carretera bajan como la marea.

 

La lástima es que no se puedan montar en todas los motores la caja de cambios automática. Sobre todo en diesel.

 

El maletero del Toyota Avensis.

 

En cuanto a seguridad diremos que la dinámica del coche es muy buena. Es fácil de conducir hasta decir basta porque el coche transmite todo lo que pasa y porque no está pensado para ir muy al límite. Es mas bien como un perro labrador, pachorrón y prudente.

 

En pasiva tiene millones de airbags que salen de todas partes y cinco estrellas conseguidas en la época en la que conseguir estrellas EuroNCAP era algo para presumir.

 

Desde Autodescuento os recomendamos este coche. Si tenéis familia, si no la tenéis o si la tuvisteis y queréis disfrutar de la segunda juventud. Es un coche atemporal y sin edades. Es un coche perfecto y sobretodo con un precio muy económico que pocos pueden ofrecer.

 

Mayo 1st, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar