Los asistentes a la conducción que mejoran la seguridad y la reventa del coche

Sistemas-de-asistencia-a-la-conduccion-680x415

Todavía falta bastante tiempo para ver coches autónomos por las calles. Pero tranquilo, porque hoy en día muchos de los coches nuevos actuales ya cuentan con un alto grado de “inteligencia”, que te ayudan a conducir mejor en determinadas maniobras, mejorando la seguridad y la del resto de personas.

Estos asistentes de conducción se basan en nuevas tecnologías como sensores de proximidad, reguladores de velocidad, radares, cámaras… que recogen una gran cantidad de información del vehículo y su entorno. Una vez procesados todos esos datos, proporcionan numerosas ventaja. De hecho, si algunos de estos sistemas estuviesen más extendidos, habría cientos de muertos menos, sólo en España.

No sólo eso. Estos sistemas son cada vez más demandados y los coches que cuentan son ellos son más sencillos de vender en el futuro. Esto nos aseguran desde compramostucoche.es , que cada semana tasan cientos de coches usados. Sus técnicos conocen la demanda de los nuevos asistentes que lanzan cada año los fabricantes de coches. Aunque muchos son todavía grandes desconocidos para los conductores, estos son los sistemas de asistencia al conductor más relevantes del momento:

Asistente al aparcamiento

Las maniobras de aparcamiento son bastante engorrosas para muchos usuarios. O deberíamos decir eran, pues los últimos modelos de coches garantizan un correcto aparcamiento en línea en huecos sólo 20 cm mayores que el tamaño del vehículo.

Este sistema es capaz de detectar un espacio para aparcar el coche en línea o en batería y girar automáticamente el volante para hacer la maniobra ,gracias a unos sensores de ultrasonidos. El piloto solamente tiene que manejar las marchas, los pedales y vigilar el entorno para evitar posibles atropellos.

Además, cada vez es más frecuente que también realicen las maniobras de incorporación a la circulación e incluso indiquen la proximidad de otros vehículos si salimos de un estacionamiento marcha atrás. Esta información enviada al conductor suele estar complementada mediante cámaras de vídeo situadas alrededor del vehículo.

Asistente de ángulo muerto

Este sistema emite un aviso visual en una esquina del retrovisor exterior izquierdo o derecho cuando se aproxima un coche por detrás, hasta una distancia de 100 m. Si hemos activado el intermitente, el sistema entiende que queremos cambiar de carril y emite un aviso acústico para evitar una posible colisión. Este sistema funciona gracias a dos radares situados en las esquinas posteriores del vehículo.

Control de velocidad adaptativo

Funciona gracias a los radares de media y larga distancia junto con el sistema de control de crucero. Este sistema de control de crucero adaptativo es capaz de detectar la presencia de un vehículo situado delante y adaptar la velocidad a éste.

Cuando volvamos a tener el “camino despejado”, recuperará la velocidad que teníamos programada.

Por ahora hay dos tipos: uno que funciona de 30 a 200 km/h y uno de baja velocidad, pensado para atascos y que es capaz de detener el coche totalmente y reanudar la marcha después de manera normal.

Detector de fatiga

asitente-fatiga1-650x433

Mediante unos sensores en el control de estabilidad (ESP), este asistente localiza periodos de inactividad del volante seguidos de un movimiento brusco. Esto se une junto con la velocidad, la hora y el tiempo de conducción del conductor y calcula si es necesario avisarle de su exceso de cansancio y recomendarle un descanso. Es un asistente muy económico y uno de los más eficaces.

Asistente de mantenimiento de carril

Una cámara lee las líneas de la carretera y avisa al conductor con vibraciones en el volante, el asiento o de manera acústica. Esta alerta se activa automáticamente cuando las ruedas pasan por las líneas que delimitan el carril si no se ha conectado el intermitente, ya que entiende que es un cambio de carril involuntario. Los sistemas más avanzados son capaces de actuar sobre la dirección del coche si el conductor no actúa después del aviso.

Asistente anticolisión

Este tipo de sistemas es especialmente útil cuando se circula por ciudad o en los atascos, ya que evita las colisiones por alcance si circulamos por debajo de los 30-50 km/h (en función de la marca). Este asistente detecta el vehículo que está delante, calcula su velocidad y, en caso de que nos acerquemos a este demasiado deprisa, prepara las pastillas de freno junto con los discos para reducir el tiempo de frenado, un tiempo que puede llegar a ser muy valioso.

Si finalmente el conductor no reacciona a tiempo, el vehículo tensa los cinturones de seguridad y frena solo para evitar el golpe. Hoy en día Euro NCAP lo valora ya en sus pruebas de seguridad de vehículos.

Frenada de emergencia

En caso de realizar una frenada de emergencia, los vehículos equipados con este tipo de sistemas electrónicos son capaces de multiplicar la presión del pedal de freno para evitar una colisión inminente.

Además, mantienen esa presión unos segundos de tiempo para evitar el rebote si somos alcanzados por detrás y enciende automáticamente las luces de emergencia, para avisar del peligro a los conductores que vienen detrás.

Visión nocturna

Este sistema aumenta la profundidad de campo por las noches. Además de una cámara especial lleva una pantalla que muestra al conductor las imágenes. Algunos modelos permiten reconocer “obstáculos” como ciclistas, peatones o incluso animales.

Detección de peatones y ciclistas

Funciona parecido a los sistemas de visión nocturna con reconocimiento de diferentes tipos de obstáculos, pero es capaz de funcionar también de día. Estos obstáculos son señalados dentro de una pantalla avisando de su presencia y es capaz de frenar si existe riesgo de atropello. Volvo ha estrenado uno de los mejores sistemas para detectar a estos usuarios de la vía.

Marzo 3rd, 2015

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar