Fiat monta la tracción integral en el Freemont

Tras casi un año de vida (empezó a fabricarse el 29 de mayo del pasado año), Fiat ha decidido ampliar la gama Freemont con la incorporación de una nueva variante que que potenciará los principales atributos de este modelo. Básicamente, se trata de incorporar, además de una motorización de 2.0 litros y 170 CV de potencia y transmisión automática de hasta seis velocidades, la tracción integral, algo que será opcional según quiera o no el comprador. Y es que es evidente que este vehículo puede ser considerado como un monovolumen o bien como un SUV, ya que por un lado puede llegar a cargar hasta siete pasajeros, mientras que por otro lado, también puede circular por todo tipo de carreteras (aunque es preferible, lógicamente, conducirlo por asfalto).

Así pues, hablamos de un vehículo que está a caballo de varios tipos de vehículo y que se beneficia de la mayor parte de los atributos de cada uno de ellos e incluso será aún mucho más completo con la integración de dicha tracción integral de tipo inteligente, que permitirá desenvolvernos mejor por caminos de tierra o en carreteras con baja adherencia, ya sea por el propio estado de la misma o por las condiciones climatológicas. Lo mejor de todo es que el conductor no tendrá que accionarla de manera manual, sino que el propio dispositivo se arrancará de forma automática gracias a un diferencial central, que al percibir que el conductor pisa a fondo el acelerador accionará el sistema de tracción total transfiriendo un porcentaje de par a las ruedas del eje trasero, siendo no más del 50%, obviamente.

Por otro lado, otra de las situaciones en las que se podrá necesitar es cuando circulemos sobre hielo. En el caso de arrancar y notar un deslizamiento en el eje delantero, el sistema repartirá automáticamente el par a aquellas ruedas que en ese preciso instante tengan la máxima adherencia para así asegurar que podemos seguir desplazándonos con la máxima cautela posible. Es más, incluso se combinará con el sistema ESP para intentar perder el mínimo de agarre posible. Por otro lado, que el sistema se active automáticamente permite una reacción más rápida que la de un ser humano, por lo que nos facilitará y agilizará la tortura que supone circular por este tipo de carreteras.

Como ya hemos comentado anteriormente, irá unido a la caja automática de seis velocidades que se podrá utilizar o bien con la palanca convencional o bien con las levas situadas tras el volante. Una vez analizado este sistema de tracción integral, pasamos a hablar del motor y del equipamiento. Hay que señalar en primera instancia que con este vehículo será muy cómodo circular por carretera, así como también por vías más rápidas, algo que es posible gracias a unas ruedas con hasta 19 pulgadas de diámetro. Sea como fuere, como ya dijimos, el motor es un 2.0 litros de 170 CV de potencia, una oferta motora que no consumirá más de 7,3 litros de combustible por cada 100 kilómetros recorridos, unas cifras muy buenas para el tipo de vehículo que es.

Y más allá de su bloque, es necesario apuntar que el interior de este Freemont AWD contará con todo tipo de dispositivos, especialmente si se elige con el tipo de acabado Lounge, que incorporará una pantalla central de hasta 8,4 pulgadas, barras de techo, cámaras de visión trasera y hasta tapicería de cuero con asientos calefactables, entre otros elementos. Finalmente, respecto a los precios, irán desde los 23.500 euros que cuesta la versión con motor diesel de 140 CV de potencia y tracción 4×2 hasta los 31.200 euros de la variante con motor de 170 CV de potencia y el susodicho acabado Lounge, contando la rebaja promocional de Eco Fiat.

Marzo 29th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar