Los nuevos Renault Scénic y Grand Scénic, desde 17.300€

El primer monovolumen creado por Renault fue bautizado como Espace, un modelo que tuvo una vida de aproximadamente trece años al vivir de 1984 hasta 1997. Entonces, a falta de tres años para entrar en el nuevo milenio, la firma francesa decidió inventar el Scénic, un vehículo de lo más novedoso que se integraba en el mercado con mejoras tales como los cinco asientos individuales o su llamativa forma compacta, introduciendo así un nuevo formato de automóvil del segmento C. Dicha iniciativa ha sido copiada por varias marcas, aunque ninguna ha logrado números similares a los de Renault, que ha comercializado cuatro millones de unidades (medio millón en España) de este vehículo con las tres generaciones que hasta ahora ha fabricado.

Aun así, la directiva de la firma ha decidido lanzar una actualización de la última (que llegó en 2009) que se caracteriza por incrementar las diferencias entre el Scénic convencional, un modelo compacto y apto únicamente para cinco ocupantes, y el Grand Scénic, la variante que permite incorporar hasta siete pasajeros y que pretende asumir una mayor reputación y exclusividad. Ello es posible apreciarlo en la fachada tanto de uno como de otro modelo, ya que estéticamente podemos apreciar un frontal renovado y modernizado que cuenta incluso con luces de led diurnas.

Sea como fuere, más allá de los cambios exteriores e interiores (se han introducido nuevos materiales, colores a escoger e incluso nuevas combinaciones de tapicerías), uno de los aspectos más importantes es, cómo no, su oferta motora. Podremos montar hasta siete motores, tres gasolina de 110, 130 y 140 CV de potencia y cuatro diésel de 95, 110, 130 y 150 CV de potencia. Hoy hablaremos del Energy dCi 110 CV, puesto que goza de unos resultados de lo más espectaculares. Hablamos de un propulsor que parte del 1.5 dCi y que cuenta con mejoras extraídas de la experiencia de la marca en la Fórmula 1.

Con todo, montará el sistema Start&Stop de parada y arranque automático para incrementar el par motor hasta los 260 Nm y para mejorar también su eficiencia, puesto que consumirá una media de 4,11 litros por cada 100 kilómetros recorridos y emitirá un máximo de 105 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, reduciendo así en un 16% su consumo y en un 18% su contaminación. A todo ello, hay que añadir que, como resulta obvio, no hará falta pagar el Impuesto de Matriculación. A su vez, hay que apuntar que la oferta de motores se ampliará en breve con la llegada del nuevo bloque gasolina 1.2 TCe de 115 CV de potencia, que reducirá hasta en un 20% sus emisiones y consumos. Y más allá de las mecánicas, otro de los aspectos en los que serán punteros estos nuevos Scénic y Grand Scénic será el equipamiento, puesto que incluirán toda una serie de innovaciones y mejoras de lo más útiles.

Cabe señalar que son cuatro los niveles de acabado: Authentique, Expression, Dinamyque y Privilège. De todos los elementos, podemos destacar por un lado el intermitente de autopista (que se desconecta solo), el sistema de ayuda de arranque en pendiente y el sistema VisioSystem, que cambia automáticamente de luces largas a cortas o viceversa para evitar los deslumbramientos y que también nos alerta de una posible salida de carril involuntaria.

También hay que añadir el sistema de navegación Carminat TomTom, el control de presión de los neumáticos, los faros direccionales de bixenón, el equipo de sonido y varios sistemas de ayuda. Aun así, el punto fuerte de esta nueva generación es que pese a sus innumerables mejoras, los precios se mantienen casi intactos, ya que parten de los 17.300 euros e irán hasta los 28.600 euros. Se tratan de precios netos, sin promociones ni planes de financiación, por lo que se mantienen relativamente cercanos a los que tienen los modelos actuales.

Marzo 13th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar