El nuevo Audi A3 se exhibe en Ginebra

Tras nueve años en el mercado, Audi dará relevo al fin a la segunda generación del Audi A3 con la tercera, que se exhibe estos días en el Salón de Ginebra. De este modo, uno de los modelos más exitosos de la firma de los cuatro aros se actualiza y se vuelve a poner a la altura de sus competidores más directos, el BMW Serie 1 y el nuevo Mercedes Clase A, que se ha reconvertido al segmento de los compactos Premium. Con todo, respecto a este nuevo A3, hablamos de un vehículo de 4,23 metros de longitud, 1,42 metros de altura y 1,77 metros de anchura (que se ha visto ligeramente aumentada). Pesará hasta 80 kilogramos menos que el que se comercializa actualmente gracias a la incorporación del aluminio en el capó y demás zonas.

Estéticamente, podemos hacernos eco de un exterior muy singular y particular de la firma de los cuatro aros. Su frontal cuenta con unas grandes entradas de aire en la zona frontal, unos faros planos, unas luces de xenón y una parrilla singleframe hexagonal que dotan a su fachada de una personalidad y exclusividad única. También hay que subrayar la vitalidad y agresividad que recorre su lateral, así como también los tubos de escape (uno o dos según la motorización) que se ubican en la zona trasera izquierda. Por otro lado, hay que apuntar también que la capacidad de su maletero asciende hasta los 365 litros, aunque será posible incrementarla hasta los 1.100 litros en caso de abatir los asientos traseros.

Y más allá de su exterior (que se podrá decorar hasta en 13 tonalidades distintas), de su interior nos parece llamativo que los asientos se pueden tapizar con diversos materiales y que la consola central esté situada más cerca del conductor en su ubicación, aunque colores y materiales variarán según los niveles de equipamiento que se decidan montar: el Attaction (moderno), Ambition (deportivo) o Ambiente (lujoso). Por lo que a la oferta motora respecta, tres son los bloques que se podrán incorporar bajo el capó de este nuevo A3. Se trata de tres bloques nuevos, todos ellos de cuatro cilindros, con inyección directa y turbosobrealimentación, así como también con sistema de parada y arranque automático para reducir en un 12% el consumo de combustible.

El primero de ellos es un 1.4 litros, con 122 CV de potencia y 200 Nm de par, con el que se alcanza una velocidad punta de 203 km/h y con el que se pasa de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos. A su vez, consume 5,2 litros cada 100 kilómetros recorridos y emite 120 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. El que le sigue es un gasolina de 1.8 litros, 180 CV de potencia y un par máximo de 250 Nm, con el que se podrá rodar a una velocidad punta de hasta 232 km/h, mientras que necesitará 7,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Su consumo es de 5,6 litros cada 100 kilómetros y sus emisiones de 130 gramos por kilómetro. Finalmente, se podrá injertar bajo su capó un TDI de 2.0 litros, 150 CV de potencia y 320 Nm de par.

Con él, podremos rodar a una velocidad máxima de 216 km/h y alcanzar los 100 km/h desde parado en 8,6 segundos. A su vez, su consumo roza los 4,1 litros por cada 100 kilómetros y sus emisiones de dióxido de carbono los 106 gramos por kilómetro. Incluso está previsto que se lance un 1.6 litros que permita reducir su consumo hasta los 3,8 litros por cada 100 kilómetros y las emisiones de dióxido de carbono hasta los 99 gramos por kilómetro. Todos incorporarán un cambio manual de seis relaciones, excepto el 1.8 litros, que incorporará un cambio S Tronic de siete relaciones y doble embrague. Y en cuanto a su equipamiento, destacamos finalmente las llantas de entre 16 y 18 pulgadas, así como una gran variedad de soluciones de diversa índole.

Marzo 12th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar