El nuevo Toyota Verso, con más equipamiento

El monovolumen más compacto de Toyota, el Verso, recibe ahora ua oferta de equipamiento de serie más llamativa y amplia, especialmente en cuanto al interior se refiere. Con todo, esta ampliación del equipamiento base que empezará a incorporar ahora este modelo que se lanzó al mercado en el 2009 ya ha sido incluido en modelos de la firma como tal como Yaris, el Prius e elAvensis. Antes que nada, es necesario destacar también las novedades en el apartado mecánico, pues se incluye ahora un potente bloque Diesel 2.2 D-4D con 177 CV de potencia, adquirible junto con el acabado Advance.

De este modo, este propulsor se sumará a los ya conocidos gasolina 1.6 de 132 CV y 1.8 Valvematic de 147 CV y a los Diesel 2.0 D-4D de 126 CV y 2.2 D-CAT de 150 CV de potencia. Entrando ya de lleno en sus mejoras exteriores, es posible observar unas nuevas ópticas de Xenón con lavafaros y la incorporación de sensores de aparcamiento traseros y delanteros, mientras que en el interior se ha añadido una nueva tapicería de color azul marino en el acabado Active y una mixta de piel y tela en el Advance, mejorando la calidad de la ya existente.

También será posible bañar la carrocería exterior en un nuevo color Azul Abisal. Y en cuanto a las nuevas tecnologías incorporadas, es necesario destacar el sistema multimedia avanzado de infoentretenimiento bautizado como Toyota Touch’, que está compuesto por una pantalla táctil y que se podrá montar a partir del acabado Active. También se puede equipar con el sistema de navegación con acceso a Internet ‘Toyota Touch & Go’, aunque de manera opcional.

Con todo, seguirá destacando por gozar de un diseño dinámico, por su funcionalidad y por su espacialidad tan útil a la hora de albergar los ocupantes. Los precios de este Verso 2012 con estas mejoras de equipamiento partirán de los 21.100 euros correspondientes al Verso 130 con acabado Live y alcanzará los 32.950 euros del Verso 150D con acabado Advance.

Enero 25th, 2012

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar