El nuevo Mercedes SL, para el mes de marzo

El Salón de Detroit, que se celebrará a principios del próximo mes de enero, recibirá el nuevo Mercedes SL, un roadster con capota rígida retráctil montado en una carrocería hecha casi en su totalidad en aluminio (en un 90%, siendo la primera vez que se realiza en un  Mercedes), reduciendo su peso final pese al incremento de dimensiones e incluso equipamiento.

Este biplaza, cuyas siglas significan Súper Leve, también usa magnesio en la zona trasera para aligerar aún más el peso, mientras que cuenta con acero rígido en diversas zonas del vehículo para favorecer la protección de zonas tan importantes como la cabeza en caso de vuelco. Con todo, hablamos de una reducción de 110 kilogramos respecto al SL 500 o incluso de 140 kilogramos respecto al SL 350. Todo ello se traduce en unas mejores prestaciones, una mayor agilidad y en una reducción de los consumos.

Si hablamos de medidas, hay que destacar primero la enorme longitud del capó e incluso la anchura de su zona trasera, así como sus 4,61 metros de longitud, 1,87 de anchura y 1,32 de altura, siendo esta sexta generación del modelo 5 centímetros más larga que la anterior y 6 centímetros más ancho. Por lo que a su habitáculo respecta, destaca también la presencia de madera y de piel junto con el propio aluminio, incrementando la sensación de lujo hasta un límite insospechado.

El panel de instrumentación, a su vez, estará muy bien ubicado para que el conductor pueda acceder a todos los mandos sin dificultad alguna. Por otro lado, la capota tardará menos de 20 segundos en abrirse o cerrarse y se podrá escoger en pintura normal, en cristal o con el sistema Magic Sky Control, que permite alterar la opacidad según las condiciones exteriores. Su peso será inferior a los seis kilogramos, pues está fabricada en magnesio. A todo esto, este SL contará con un sistema de apertura y cierre automático del maletero (pasando el pie por debajo), cuya capacidad aumenta en 40 litros respecto a la anterior versión para contar con un total de 381 litros de volumen.

Y hablando ya de motorizaciones, este modelo se podrá adquirir a su llegada a Europa (en marzo de 2012) con los siguientes bloques. Por un lado, el 350 se podrá adquirir con un V6 de 306 CV de potencia y 370 Nm de par), un V8 de 5,5 litros biturbo de 564 CV de potencia y 90 Nm y un V12 de 6 litros, 630 CV de potencia y 1000 Nm de par bajo el capó del 65 AMG. Con el paso del tiempo está previsto que salga al mercado el SL 450 híbrido, que estará compuesto por un V6 con un bloque eléctrico de 27 cV con el que reducir los consumos y mejorar las prestaciones. Junto a ellos iría asociada una transmisión automática 7 G-Tronic con una nueva palanca.

Con todo, las prestaciones podrían llegar a ser de una velocidad punta de 250 km/h limitada electrónicamente y un paso de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos. Su consumo rondará los 6,8 litros cada 100 kilómetros recorridos y las emisiones no superarán los 160 gramos por kilómetro. Por otro lado, la suspensión de serie se ha situado en el eje delantero, mientras que el sistema de Control Activo de Balanceo de la carrocería se podrá equipar opcionalmente.

Lo que sí montarán todos los SL de serie será la nueva dirección electromecánica con asistencia según la velocidad a la que circule el vehículo. A todo esto, también se incorporarán nuevas tecnologías como el sistema de limpiaparabrisas Magic Vision Control, para no perjudicar la visión exterior con los típicos chorretones de agua que dificultan el campo de visión, sino que lanza el líquido necesario en el punto preciso, soltando incluso agua caliente para descongelar placas de hielo.

Diciembre 17th, 2011

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar