El Audi A4, renovado por fuera y por dentro

Audi no para de modernizar sus productos. Tras haber presentado los nuevos Q3, A6 y A1, es el momento de mostrar al mundo la renovación del A4, uno de los buque insignia de la firma de los cuatro aros que cuenta con 39 años de historia y más de diez millones de unidades vendidas. Con todo, todas sus variantes recibirán las variaciones y cambios, es decir, que tanto el sedán, el familiar, el deportivo y el Allroad serán remodelados.

Los principales rasgos que se verán afectados por el nuevo lavado de cara y que se pueden apreciar a simple vista son los estéticos. Frontalmente, se asemeja bastante a su hermano mayor, el A6. Es algo agresivo pero elegante, con una curvatura más pronunciada del capó respecto a la anterior versión y con una parrilla en la que predomina el color gris platino. Los faros, a su vez, pasarán a ser un elemento personalizable (entre comillas) al gusto del consumidor, ya que se tiene la posibilidad de incorporar los faros de xenón plus o un sistema de iluminación en curva.

Este frontal se verá radicalizado en la variante A4 Allroad, que incorporará los faros antiniebla circulares y demás detalles cromados. Por otro lado, el conjunto de la carrocería contará con un total de hasta 15 colores para decorarla. No debemos olvidar que para añadirle más ‘personaliodad’ a su fachada, podemos adquirir el kit estético S Line, que logra dotarle de un aire más deportivo y no tan sobrio. Por otro lado, si hablamos del conjunto debemos hacer hincapié en sus medidas exteriores, que han sido ligeramente alteradas.

La longitud es de 4,70 metros en las versiones Avant y sedán, mientras que será dos centímetros más grande (4,72 metros) en el S4 y el Allroad. En cuanto a la anchura, gozará de 1,83 metros en las dos primeras variantes y 1,84 metros en las otras dos, mientras que la altura estará entre los 1,41 metros y los 1,50 metros según la versión escogida. Por su parte, el interior también se ha revitalizado. Es necesario remarcar que los materiales siguen siendo de primerísima calidad y se podrán añadir inserciones en aluminio según el lugar. También contará con nuevos colores para la tapicería, así como una nueva oferta de volantes, uno de ellos deportivo.

La consola central y el panel de instrumentación será más funcional y con menos botones, sobre todo en el sistema de infoentretenimiento y navegación MMI Navigation Plus, que reduce de ocho a cuatro sus comandos. También el sistema Audi Drive Select (de conducción dinámica y con cuatro modos de uso: Comfort, Auto, Dynamic y Efficiency) permitirá un uso mucho más sencillo. Por lo que a la oferta de motores respecta, el objetivo principal es que reduzcan sus consumos hasta en un 11 por ciento y, por tanto, que mejoren su eficiencia.

Todos los bloques (tanto los diesel como los gasolina) estarán sobrealimentados y gozarán de inyección directa, además de contar con varias tecnologías como el start&stop y dispositivo de regeneración de energía en la frenada. Con todo, la oferta gasolina estará compuesta por dos 1.8 TFSI, uno con 120 CV y otro con 170 CV de potencia, un 2.0 TFSI de 211 CV de potencia y dos 3.0 TFSI, uno de 272 CV y otro de 333 CV de potencia (este último sólo para el S4). El más eficiente es el de 2.0 de 136 CV, con un consumo de 4,2 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 112 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.

En cuanto a los diésel, podemos adquirir o bien los ya conocidos 2.0 TDI con 120 CV, 136 CV, 143 CV, 163 CV y 177 CV de potencia o bien los propulsores 3.0 TDI V6 de 204 CV y 245 CV de potencia. La transmisión podrá ser una manual de seis relaciones, una CVT automática o una de doble embrague, según la versión escogida. Finalmente, la lista de equipamiento es casi interminable. Destacar la inversión en la tecnología, además de en los sistemas de seguridad y ayuda a la conducción.

Octubre 28th, 2011

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar