Mercedes apuesta por el SLK 250 diesel

Mercedes-Benz se apunta también al carro de las novedades presentadas en el Salón de Frankfurt, el evento automovilístico mundial que dará comienzo el 15 de septiembre y finalizará diez días más tarde. De hecho, serán dos las novedades que serán presentadas por parte de la firma alemana, ambas sobre la gama Mercedes-Benz SLK. Por el momento, sólo se ha desvelado información referente a la variante del motor diesel Mercedes-Benz SLK 250 CDI, un motor 2.2 CDI de cuatro cilindros que se montará bajo el capó de este roadster y cuyo reducido consumo (para este tipo de vehículo) no limitará prestaciones ni cifras propias de un deportivo.

Por otro lado, eso tampoco quiere decir que no vaya a emitir un estruendo sólo apto para modelos de esta calaña. Si hablamos de los números de este Mercedes-Benz SLK 250 CDI no podemos sino sonrojarnos, pues mantiene los 204 CV de potencia que ofrecía el motor SLK 250 de gasolina, mientras que el par máximo es de 500 Nm, un dato que llama especialmente la atención por el simple hecho de que supone un incremento de 190 Nm de par respecto al motor antes citado, el SLK 250 de gasolina.

Pese a la elevada potencia y la más que sorprendente cifra de par máximo, el consumo apenas se ve afectado económicamente, puesto que este bloque consumirá un total de 4,9 litros cada 100 kilómetros recorridos, ni más ni menos. Tal registro influye, de rebote, en unas emisiones de dióxido de carbono casi ínfimas para el modelo que estamos hablando; con todo, se establecerán en 128 gramos por kilómetro, por lo que será necesario pagar el impuesto de matriculación aunque por apenas 8 gramos más de lo permitido. Retomando el apartado de los consumos, desde la propia empresa alemana se asegura que la autonomía del depósito permitirá rodar al vehículo hasta un total de casi 1.200 kilómetros.

De hecho, según la nota de prensa se podría viajar desde el Mar del Norte hasta el Mediterráneo sin tener que parar a repostar combustible, una cifra quizás demasiado optimista para un depósito que no supera los 60 litros, si es que se llega a utilizar el mismo que incorporaba el SLK 250 de gasolina. Será uno de los apartados a tener en cuenta, para ver si se cumplen tales expectativas. Por lo que a las prestaciones respecta, este Mercedes-Benz SLK 250 CDI se comportará como un buen roadster, pues logrará pasar de 0 a 100 km/h en tan sólo 6,7 segundos y tardará sólo 4,3 segundos en pasar de 80 km/h a los 120 km/h, momento en el que la presencia de tal altísimo par se hará notar.

A todo esto, su velocidad punta se establecerá en 243 km/h. Tales cifras quizás no serían tan llamativas de no llevar incorporada una caja de cambios 7G-TRONIC PLUS automática, que a su vez se ofrecerá con una variante manual de seis velocidades en un futuro no muy lejano. En cuanto a las novedades singulares de este Mercedes-Benz SLK 250 CDI apenas se puede destacar ningún elemento, puesto que sigue el mismo patrón de la variante gasolina. Únicamente variarán las siglas de la insignia situadas en el portón trasero, introduciendo en este caso las ‘CDI’ de la versión, ya que el resto de detalles sigue la filosofía implantada en el SLK 250.

Por otro lado, respecto al equipamiento se puede citar la inclusión del Magic Sky Control, el paquete Dynamic Handling y el techo opaco, entre otros elementos. Finalmente, toca hablar de precios. De momento, los únicos conocidos son los referentes a Alemania, que serán de 41.829 euros incluyendo los impuestos, lo que podría traducirse en aproximadamente unos 45.000 euros para la península. Una vez presentado en el Salón de Frankfurt, será posible reservar este Mercedes-Benz SLK 250 en versión diesel.

Agosto 18th, 2011

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar