Se oficializan los datos e imágenes del nuevo BMW M5

Una berlina deportiva que tiene espíritu deportivo a la vez que adaptabilidad a la ciudad y a carretera. Esa es la esencia del BMW M5 desde que empezara a fabricarse por allá en 1984. Ya se han dado a conocer todos los datos e imágenes oficiales de la nueva versión, de los que podemos subrayar el motor V8 de 4.400 centímetros cúbicos y turbo, inyección directa de gasolina y una potencia de 560 CV y 680 Nm de par.

Con este bloque, además de igualar en potencia a su rival más directo, el Audi RS6, es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 4,4 segundos, mientras que los 200 km/h los coge en 13 segundos. Con todo, la velocidad máxima llegará a los 250 km/h, aunque podría ascender hasta los 305 km/h en caso de incorporar el M Driver’s Package. Este motor irá acompañado de una caja de cambios M de siete marchas con doble embrague y Drivelogic. Por otro lado, el consumo medio se cifra en 9,9 litros por cada 100 kilómetros recorridos, gracias a los sistemas Start&Stop y EfficientDynamics, entre otros.

A todo ello es necesario añadir que el peso final del vehículo se establece en 1.870 kilos. Respecto al diseño exterior, destacan algunos elementos renovados, tales como el faldón delantero, dotado de mayor agresividad, los pasos de rueda tanto delanteros como traseros, que también han recibido una mayor envergadura y soberbia y las llantas de 19 pulgadas de serie (aunque también otras opcionales de 20 pulgadas).

Por otro lado, los espejos retrovisores apenas han sido renovados y pierden un poco de fuelle en cuanto a su personalidad, ya que no tienen un aspecto deportivo ni aerodinámico, lo que rompe con la estructura general del vehículo. Finalmente, el faldón trasero adquiere una mayor dimensión y anchura y se añade al conjunto un alerón trasero que refuerza la estética y la aerodinámica, mientras que las cuatro salidas de escape seguirán siendo marca de la casa. En cuanto al interior, los asientos cobran una importancia vital, ya que al tener una esencia deportiva, ayudan a la sujeción en las curvas a la vez que mejoran el confort de los habitantes.

La pantalla central será también uno de los puntos clave del renovado M5, ya que desde la misma se podrán configurar distintos aspectos, como por ejemplo el estilo de conducción, además de visualizar información diversa mediante el Head Up Display, que ofrece datos relativos a las revoluciones o incluso la velocidad exacta a la que se rueda en caso de escoger el estilo de conducción deportivo. Por su parte, este nuevo BMW M5 incorporará de serie amortiguadores regulados electrónicamente, que se pueden adaptar a los modos ‘confort’, ‘sport’ y ‘sport plus’ e incluso la dirección será mucho más directa con el fin de proveer de una maniobrabilidad mucho más fácil y coherente.

En cuanto al DSC que estabiliza al vehículo reduciendo el par del motor y activando los frenos, incluye entre otros sistemas el ABS, el asistente de frenado, el asistente de arranque cuesta arriba y el sistema de compensación de la fatiga de los frenos. Para activar el Dynamic Mode (provocando una reacción tardía del DSC) sólo tendremos que apretar un botón en el salpicadero, gracias al cual la deportividad se apoderará del vehículo, aunque será igual de domable.

Finalmente, para evitar críticas sobre los frenos, esta nueva generación del BMW M5 montará unos enormes discos con pinzas de seis pistones, aunque, por otro lado, no se ofrecen los carbocerámicos ni siquiera como opción e incluso el diseño es algo ortodoxo. Habrá que esperar, al menos, a saber si se puede escoger el color. Por último, falta saber cuándo se empezará a comercializar, información que por el momento, parece guardada bajo llave.

Junio 17th, 2011
Tags:, ,

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar