Tener un M3 Touring nunca fue tan fácil

Berlina, coupé y descapotable son las variantes que se puede adquirir un BMW M3, que goza además de las mismas denominaciones que los de la Serie 3, E90 el primero, E92 el segundo y E93 el tercero. Aun así, no es posible hacerse con una carrocería familiar Toruing, lo que sería el E91 del Serie 3.

De este modo, para hacerse con un BMW M3 Touring que combine deportividad típica de la serie M junto con la funcionalidad de la carrocería Touring debemos hacernos con un 335i Touring, que goza de una potencia de 306 CV de potencia sobrealimentados. Por otro lado, habría dos opciones más, obtener un vehículo de la competencia tal como el Mercedes C63 AMG Estate o bien crear nuestro propio BMW M3 Touring.

Esta última opción, tan sólo apta para valientes, es la que ha tomado el propietario de este reluciente BMW M3 E91 Touring. Simplemente cogió la estructura base de un un 318i Touring M Sport y en seis meses su trabajo dio sus frutos. Así pues, si seguimos sus consejos deberíamos empezar por acoplar un motor 4.0 V8 atmosférico del BMW M3 E90 además de una transmisión DKG de doble embrague propia del M3 original.

Con el fin de aceptar sin mayor inconveniente los 420 CV de potencia que generaba el motor se injertó una suspensión KW v3, incorporando además muchas otras piezas de un M3 E90, así como el escape, ejes de transmisión, y todo el interior en su totalidad. De este modo, la idea principal es la de desmontar el E91 para vestirlo con la mayor parte de piezas del M3 E90.

Otros aspectos como el techo panorámico del E91 se pueden respetar para gozar de la luminosidad interior que puede aportar. Eso sí, el apartado electrónico puede que nos traiga algún que otro quebradero de cabeza, ya que deben reprogramarse diferentes módulos y el ECU, aunque una vez listo solo es cuestión de pintar la carrocería de nuestro nuevo vehículo. Así de sencillo. ¿Alguien se atreve?

Marzo 19th, 2011

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar