El mítico Lotus volverá a la F1 si la justicia lo permite

Si poco antes de que finalizara el Mundial 2010 de Fórmula 1 el recientemente agredido Bernie Ecclestone –quién, dicho sea de paso, ha hecho una campaña publicitaria a costa de sus heridas- aseguraba que Hispania, Lotus y Virgin Racing eran “unos lisiados y una vergüenza” para la Fórmula 1, la noticia de hoy poco será de su agrado.

La firma con sede en Hethel (Gran Bretaña), Lotus Group, que engloba a su vez a Lotus Cars y Lotus Engineering y que pertenece al fabricante malayo de automóviles Proton, anunció que ha formado una sociedad con Genii Capital, dueña del 100% de Renault tras adquirir el 25% que le faltaba, para ocupar así la plaza de la marca francesa en la mejor competición sobre las cuatro ruedas desde 2011 y hasta al menos 2017, bajo el nombre de Lotus Renault GP Team y en cuya plantilla, seguramente, incorporará a Robert Kubica.

Cabe remarcar que el nombre de Renault se mantiene como oficial del equipo y de los chasis por razones legales, puesto que la FIA permite incorporar el nombre de un sponsor al equipo, aunque no cambiar el nombre del mismo. Por su parte, el monoplaza, bautizado como R31, estará equipado con la tecnología y los motores de Renault y lucirá los colores negro y oro en que fueron bañados los míticos coches del Team Lotus creado por Colin Chapman, que se alzaría con trece campeonatos del mundo, seis de pilotos y siete de constructores.

Pero la llegada del nuevo equipo supone un grave problema para Ecclestone, y no precisamente porque pueda ser o no una vergüenza para la Fórmula 1, sino porque actualmente ya existe un equipo Lotus dirigido por el dueño de Air Asia, Tony Fernandes, que el pasado mes de septiembre anunció que desde 2011 la escudería pasaría a llamarse Team Lotus y sus monoplazas tendrían una apariencia exterior de negro y oro. Es decir, que el equipo Lotus Renault GP Team y el Team Lotus tienen previsto ‘vestir’ igual.

Lógicamente, es un asunto que ya llevan los tribunales ingleses y cuya decisión final dará mucho que hablar, puesto que los dueños de Lotus aseguran que son el auténtico Lotus, mientras Fernandes remarca que adquirió los derechos del nombre a David Hunt, quien los poseía desde la desaparición del equipo original en 1994. Sea como sea, volveremos a ver en la pista al mítico Lotus bañado en negro y oro.

Diciembre 9th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar