Los coches más rápidos del mundo: principios de siglo XXI (II)

Al iniciarse un cambio de siglo no se cambiaron por ello las tendencias, aunque cabe destacar que aparecieron modelos de coches muy modernos a la vez que otros muchos con un toque clásico y original. Este es el caso del Aston Marin Le Mans Vantage, un bólido capaz de registrar una velocidad punta de 322 km/h y de pasar de 0 a 96 km/h en 3.9 segundos, además de alcanzar los 161 km/h en menos de 10 segundos.

Tras la aparición del Vantage de 1993 y la versión Mark II en 1995, en 1998 apareció el Vantage 600, dotado de un potente motor V8 con doble turbocompresor y 5.340 centímetros cúbicos de capacidad que podía generar 600 CV a 6.750 revoluciones por minuto. La versión presentada en 1999 en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1999 gozaba de las mismas prestaciones y conmemoraba el 40º aniversario de la victoria de Aston Martin en el clásico de las 24 horas. Su frontal fue rediseñado de un modo espectacular, pues aportaba seriedad a la vez que fuerza y carisma al modelo. El último modelo apareció en el Salón del Automóvil del Reino Unido de 2000.

El Noble M12 GTO combinaba su aire deportivo con un comportamiento soberbio en la carretera, pues su adherencia era extremadamente fiable a la vez que su potencia era fabulosa. Este cupé, cuyo nombre proviene de su ingeniero, Lee Noble, con motor en posición central se anunció en el año 2000 tras la presentación del M10 y era capaz de alcanzar los 249 km/h. Gozaba de un alerón trasero notable y de una carrocería de fibra de vidrio muy bien realizada.

Estaba configurado con un motor V6 con doble turbocompresor, 2.595 centímetros cúbicos de capacidad y 310 CV a 6.000 revoluciones por minuto, lo que le permitía pasar de 0 a 96 km/h en 3,9 segundos gracias, también a sus ligerísimos 980 kg de peso. Este coche de carreras adaptado a la carretera dejaría de fabricarse justo en el momento que salió al mercado el M14 en 2004.

Por su parte, una de las máquinas más míticas por su belleza y calidad es el Chevrolet Corvette Z06, un bólido capaz de alcanzar los 161 km/h en menos de 10 segundos, al igual que el Aston Martin Le Mans Vantage. La última versión de este legendario supercoche fue presentado en el 2000 y se bautizó en honor al cupé de competición Sting Ray de 1962. Se distingue de la versión estándar por sus nuevas llantas de aleación de diez radios y por las entradas de aire tras las ruedas delanteras.

Dotado de una carrocería de fibra de vidrio y un perfecto chasis tubular, contaba también con un motor V8 de 5.654 centímetros cúbicos de capacidad y 385 CV a 6.000 revoluciones por minuto que le permitían alcanzar los 275 km/h, además de llegar a los 96 km/h en tan sólo 4 segundos. Es el último modelo de la línea que, tras casi cincuenta años, demuestra ser tan emocionante y atractivo como siempre.

Noviembre 26th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar