Mazda 6 Sportdrive, la fusión de deportividad y funcionalidad

El Mazda 6 es una berlina de cinco plazas que inició su andadura en los mercados automovilísticos en mayo 2002, con una primera generación que fue presentada en el Salón del Automóvil de Tokyo de 2001 y estaba configurado con un motor inicial de gasolina de 1.8 litros de capacidad y 120 CV de potencia máxima. Más adelante, se le incorporó uno de 2.0 litros y 147 CV e incluso otro de 3.0 litros y 200 CV de potencia.

 

La segunda generación, que aparecería en 2007, fur presentada en el Salón del Automóvil de Frankfurt y contaba con cuatro motores de cuatro cilindros en línea y cuatro válvulas por cilindro. Inicialmente, contaban con 1.8 litros de capacidad y 120 CV de potencia, lo que evolucionaría a 2.0 litros de capacidad y 147 CV de potencia, para así, más tarde, incorporársele 2.5 litros y 170 CV. Esta última versión obtuvo la terminación de Sportdrive.

 

En España se vende en nuestro en tres carrocerías distintas: sedán de cuatro puertas, cinco puertas y familiar. El modelo estándar goza de un diseño elegante a la vez que alegre, ya que está fabricado líneas suaves a pesar del aspecto ‘deportivo’ que transmite a simple vista. Es por eso que también está equipado conde unas llantas de aleación de 18”, pues sirven para reforzar esa buena imagen.

 

Su interior también combina elegancia, confort y deportividad; un acabado de calidad de puertas y de panel de control se fusiona con el acabado de cuero de volante y asientos el volante de tres radios multifunción. Además, sobre la cabeza de los ocupantes habita también un techo solar con un toque muy Sportdrive. En definitiva, su diseño es muy generoso y espectacular en cada uno de sus detalles.

 

En cuanto a sus especificaciones técnicas, el Mazda6 2.5 Sportdrive 170 CV no deja indiferente a nadie. Bajo su capó está alineado, en posición central delantera, un motor tetracilíndrico de 2,2 litros, con turboalimentación y tecnología common-rail, capaz de generar hasta 170 CV de potencia a 3.500 rpm.

 

Con las condiciones más favorables posibles, podría alcanzar los 100 km/h en 9 segundos según Mazda, aunque podría incluso rebajarse en un par de centésimas. La transmisión, por su parte, consiste en una caja de cambio manual de seis marchas que transfiere la potencia al eje delantero. Con un peso total de de 1.560 kilogramos en el modelo estándar de cinco puertas, deja una relación de peso-potencia de 9.57 kg/CV.

 

En resumen, es un muy buen cuyo acabado deportivo es perfectamente compatible con su utilización como sedán para carretera y ciudad. Su aspecto tanto exterior como interior –que podría mejorarse en algún que otro aspecto- es su punto estrella, aunque a primera vista pueda parecer que es el navegador incluido. Por el contrario, quizás el manejo de alguno de sus instrumentos sea el punto débil, pero en general es muy recomendable para el día a día.

 

Así pues, este Mazda6 es una de las mejores apuestas de la marca japonesa. Puede considerarse un buen competidor del Opel Insignia, el Ford Mondeo, o incluso el Citroën C5, entre otros. No obstante, el principal rival del modelo estándar de gasolina lo tiene en su propia casa, el cual no es otro que la versión diesel del propio vehículo, ya que además de consumir mucho menos combustible, ofrece prestaciones muy similares. La única pega: que cuesta 1.850 euros más.

Noviembre 24th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar