Leyendas Hispanas: EUCORT (I)

Eucort destinado al Servicio Taxi

Empezamos con el primero de dos artículos sobre la historia de la empresa de origen española Eucort, fundada por el tarraconense Eusebio Cortés, una historia de esas que pasan desapercibidas pero que seguro que os resulta interesante.

Pongámonos en situación, corría Junio de 1945 en una España dictatorial en plena postguerra y una persona, tarraconense para más señas, iniciaba su andadura en pos de cumplir un sueño: dotar a la sociedad española de un automóvil que mejorara enormemente la movilidad terrestre tan poco desarrollada en el país. Esta persona era Eusebio Cortés, un empresario que había logrado algo de fortuna en el sector de la alimentación, fundaba así “Automóviles Eucort S.L.“, ubicando la factoría principal en la calle Nápoles en Barcelona, en pleno ensanche de la ciudad condal, edificio que aún permanece en pie en la actualidad.

Un año más tarde, en la Feria de Muestras de Barcelona de 1946, Eucort realizó su gran presentación en sociedad con un sedán de 4 puertas de tracción delantera propulsado por un motor de 2 cilindros de 2 tiempos, muy similar al de DKW (que ya trataremos en otro artículo). Eucort, además, aceptaba pedidos ofertando tres tipos de carrocerias, un sedán de 4 puertas, una rubia de 2 puertas (conocido también como rural) y una furgoneta, aún a sabiendas de la escasísima capacidad productiva de la fábrica en esos momentos, con varios informes emitidos negativamente por el Instituto Nacional de Industria (INI) a la solicitud de Eucort para catalogar a la empresa como de interés nacional, lo que le habría supuesto una sería de ayudas que resultarían indispensables para que el proyecto llegara a buen puerto.

Sedan 4 plazas de 1946

A pesar de todo, Eusebio Cortés no se desanimó, insistiendo contínuamente en la busca de apoyos institucionales con resultados poco notables, aún así, en 1947 comenzaría la distribución y entrega de las primeras unidades, la primera de ellas entregada en el propio Palacio del Pardo a Dª. Carmen Franco Polo, hija de D. Francisco Franco, en un enésimo intento de la firma de lograr un apoyo institucional que, a la postre, jamás lograría.

Con los Eucort siendo cada vez más frecuentes en las calles españolas, especialmente en las catalanas, Eucort decide embarcarse en el mundo de la competición, iniciando esta andadura con vehículos civiles y pilotos privados, en algunas ocasiones, o con los propios trabajadores de la fábrica , en otras. Meses más tarde Eucort construiría un vehículo dedicado exclusivamente a la competición, un vehículo con una carrocería tipo barqueta y montando el ya conocido motor bicilíndrico, siendo denominados por la fábrica “Grand Sport”.

A finales de 1948 la empresa firma un contrato de expansión consistente en la exportación de unas 1000 unidades a Argentina, país con los que España mantenía relaciones institucionales en la época, sin embargo, aunque fueron embarcadas varias unidades en el Puerto de Barcelona con dirección al país sudamericano, jamás lograría realizarse la totalidad de la entrega, un fallo más de planificación de los que tanto adolecía Eucort y que fueron uno de los detonantes de su desaparición.

Fuente | Clásicos Exclusivos
Fotografías | Autopasion18

Septiembre 3rd, 2010

2 Comentarios para “Leyendas Hispanas: EUCORT (I)”

  1. artur mijangos Dice:

    mi padre tuvo uno ( la rubia ) aun recuerdo su sonido,su olor,su mesita interior detras del asiento del conductor en la que yo pasaba muchas tardes haciendo los deveres escolares, no era muy rutero pero en la epoca ( 1957 ) no se iba tan lejos a castelldefels a ochenta de promedio como decia mi padre hoy cumpliria con la normativa vigente. fue el primer coche que conduci apenas llegaba al pedalier con unos almoadones detras de la espalda solo tenia tres marchas pero como decia mi padre s’agafa molt be a les curves

  2. Emilio Ricou Barcelo Dice:

    Mi padre compró en dos fases sucesivas el Eucort de 2 cilindros primero, y luego el de 3, ambos en la versión “Rural”, fueron los coches de mi infancia, y tuvieron un uso familiar intensivo, hasta el punto que en una ocasión de fuerte aguacero llegó a llevar de Horta a BCN a 14 personas + 2 perros. En verano, pasabamos las vacaciones en Horta y mi padre hacia el trayecto desde C/. Parlament a nuestro chalet todos los dias, y siempre llegó, a si que mal que bien los autos funcionaban. Sin embargo, he de decir que al 2 cilindros el subir la calle Balmes se le atragantaba y habia que llevar garrafas con agua para reponer las hervidas que el trayecto le producia. El 3 cilindros remontaba mucho mejor. No haciamos largos viajes con ellos, aunque en una ocasión mi padre y amigos hicieron una ruta de 15 dias por la Costa Brava, y en otra ocasión llegamos hasta Salou cosa que ya era mucho pedir

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar