El futuro de la industria del automóvil según la consultora KPMG

 

Serán de mucha influencia en este aspecto los incentivos que determinen los gobiernos para el control de emisiones de CO2. Por otro lado, a medio plazo, los planes para los fabricantes de equipos originales europeos incluirán necesariamente alianzas internacionales para desarrollar la tecnología de baterías.

 

“Aquellas empresas que son lo suficientemente inteligentes y valientes para mejorar su posición actual, tanto de forma autónoma, como a través de alianzas y negocios conjuntos, son las que más probabilidades tienen de beneficiarse de un entorno regulador que parece ser cada vez más estricto”, declaró el director del Sector de Automoción de KPMG.

 

A nivel internacional, y según el informe de KPMG, Europa se encuentra tras Japón y Estados Unidos en lo que se refiere a producción y concienciación del coche eléctrico. Las ventas de vehículos limpios en el viejo continente sólo suponen un 5% de las ventas de coches. No obstante los gobiernos europeos han establecido subvenciones para su compra.

 

Por otro lado está que el consumidor europeo ha decidido concienciarse con la reducción de emisiones, comprando cada vez coches más pequeños que en Japón o Estados Unidos, automóviles que a su vez van incorporan tecnologías como la start&stop de parada y arranque automáticos.
Según KPMG los proveedores y fabricantes que no tengan gamas de vehículos respetuosos con la protección medioambiental tendrán complicado el supervivir en la industria del automóvil.

 

Se destaca la colaboración entre empresas como la compra de Porsche por Volkswagen y la alianza con Suzuki. Volkswagen y Porsche pueden aprovechar sus sinergias y compartir tecnologías punteras. Del mismo modo la compra de Volvo por la firma china Geely permitirá el intercambio de las tecnologías medioambientales más avanzadas.

 

Dentro de las recomendaciones del informe de KPMG se incluye la de unir negocios y alianzas, con el fin de aprovechar al máximo las tecnologías y aunar recursos, como el caso de Bosch, Deutz y Eberspacher en la producción de sistemas para tratar los gases de escape de motores diesel. En el desarrollo de tecnología de baterías, precisa de alianzas como la de BMW y SBLiMotive (alianza Bosch-Samsumg) para el vehículo eléctrico Project i.

 

Por último en el informe de KPMG se destaca la posibilidad de que las empresas deban consolidarse regionalmente para el equilibrio de sus carteras, pudiendo afrontar así las nuevas normas medioambientales. La coexistencia de capitales privados y ayudas oficiales será decisiva para consolidar la movilidad limpia, como han corroborado Estados Unidos, China y la Unión Europea con la iniciativa Green Cars.

 

Vía | ADN

Junio 13th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar