Hoy entró en vigor la nueva ley de tráfico

Entre los aspectos denominados “blandos” es importante destacar que desaparece la retirada del permiso, de entre uno y tres meses, para sanciones graves o muy graves. El caso puede ser, como orientación, la infracción por alcoholemia con 0,35 mgr/l de alcohol en aire espirado, que si tendrá la sanción de 500 euros y la pérdida de cuatro puntos.

El descuento de las multas se eleva del 30% al 50%, si se hacen efectivas en el plazo de 20 días, a través de Internet (en la web www.dgt.es, Correos o Banco de Santander). No será válida esta posibilidad en sanciones muy graves o denuncias por inhibidores de radar.

Se establecen cantiades fijas para las sanciones: hasta 100 euros para las leves, 200 euros para las graves y 500 euros para las muy graves. Se unifican las sanciones que serán aplicables por todas las Administraciones, que hasta ahora eran variables hasta los 600 euros. El uso de los inhibidores de radar estará sancionado, especialmente, con una cuantía de 6.000 euros. Las multas por exceso de velocidad se rigen de manera especial.

Los supuestos que acarrean pérdida de puntos se reducen de 27 a 20, desapareciendo de estos casos: estacionar en el carril-bus o en cambio de rasante, circular sin alumbrado, hacerlo por autovía o autopista con un vehículo prohibido, realizar una conducción negligente o dificultar el adelantamiento.

Los plazos siempre se contarán en días naturales, para evitar la problemática de los días hábiles en cada localidad. El plazo para poder recuperar puntos comenzará desde el día siguiente al que se hizo el pago de la sanción que originó su pérdida. Hasta el día de ayer, se tenían que esperar dos meses. En el caso de los conductores que llevaban un vehículo sin permiso de conducir debían esperar dos años para concurrir a su examen. Con la aplicación de la nueva ley desaparece este período.

Si no se notifican en el plazo de seis meses las infracciones muy graves prescriben a los seis meses. La recuperación de los puntos podrá ser más rápida, ya que serán 6 puntos los que se compensarán si se realiza un curso de recuperación en los centros de sensibilización y reeducación autorizados.

En el caso de que un Ayuntamiento retire un vehículo para llevarlo al depósito, deberá comunicarlo al titular en plazo de 24 horas. Si no lo hace, no se podrá cobrar más de un solo día. La nueva Ley de Tráfico contempla el endurecimiento de otros apartados. Uno de ellos es la ampliación de uno a cuatro años el plazo de prescripción de las sanciones en forma de dinero.

Si se opta por el pronto pago, no se podrá alegar, pero se obtendrá una reducción del 50%. Si no se formula alegaciones ni se paga con reducción, se inicia el cobro ejecutivamente en el plazo de 30 días tras efectuar la notificación.

Luchando contra cada vez más generalizada de dejar coches abandonados en los talleres, la nueva Ley de Tráfico recoge que, los talleres podrán enviar al desguace los automóviles cuyos propietarios no pagaron la factura en el plazo de un mes. Estos vehículos se podrán destruir en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos si pasaron dos meses desde la inmovilización del vehículo, sin que el titular formule alegaciones.

Si el titular de un vehículo permite que alguien lo conduzca sin licencia, está incurriendo en una infracción grave que no resta puntos. El titular se convertirá en responsable subsidiario del pago de las posibles multas impuestas al conductor sin licencia, si no las abona éste. Cuatro o más sanciones graves o muy graves sin abonar serán suficientes para que el titular del vehículo no pueda venderlo o transferirlo.

Por último es importante destacar que se impondrán sanciones por nuevos conceptos como el programar el navegador conduciendo (3 puntos menos), el estacionar en plaza de discapacitados (no supone pérdida de puntos), llevar la matrícula ilegible o manipulada (infracción grave y multa de 6.000 euros respectivamente).

Vía | El Mundo

Mayo 25th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar