BMW X5 M, el más potente de su gama



 

La versión M del BMW X5 es la más deportiva y potente de la gama. La variante M posee sobre el resto de las versiones un chasis más deportivo, un motor más potente de 555 CV y una carrocería y habitáculo con acabados y diseño específicos. Se encuentra disponible por 121.700 euros. Alternativas a al X5 M de BM las encontramos en el Porsche Cayenne Turbo S, Audi Q7 V12 TDI o Mercedes-Ben ML 63 AMG, modelos con cualidades dinámicas óptimas pero peor comportamiento en carretera.

 

El potente motor V8 de gasolina de 4.395 cc y 55 CV a 6.000 rpm permite al BMW X5 M la aceleración hasta los 100 km/h en sólo 4,7 segundos con una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h. Si equipa el paquete Driver M la velocidad máxima alcanza los 275 km/h. El consumo medio llega a los 13,9 litros a los 100 km con emisiones de 325. Se encuentra el motor V8 del BMW X5 M acoplado a una caja de cambios automática de seis velocidades, que se puede manejar mediante una palanca selectora electrónica localizada en la consola central. Para el cambio de marchas manual se puede usar las levas del volante.

 

En la carrocería el frontal tiene unas entradas de aire más amplias y se desplazan los fatos antiniebla para poder integrarlos en el paragolpes. Presenta unas branquias en los flancos delanteros. El faldón posterior, con dos salidas de aire procedentes de los pasos de rueda traseros, es de igual color que la carrocería. La moldura del paragolpes enmarca dos salidas de escape dobles y las llantas son de aleación de 20 pulgadas con diseño específico.La suspensión del BMW X5 M es de una elastocinemática específica, con apoyos más rígidos de los brazos transversales, a los soportes hidráulicos de los tirantes en el caso del eje delantero y al soporte más rígido en el caso del eje trasero. Lleva de serie una suspensión neumática con regulación automática de altura en el eje trasero, dirección asistida Servotronic de nueva configuración y sistema de estabilización activa de las inclinaciones laterales.

 

Este BMW X5 M es el más bajo de la gama, concretamente un centímetro. Sus muelles son más rígidos, se han modificado los muelles complementarios y las uniones de la amortiguación se han mejorado para conseguir reducir las inclinaciones longitudinales del automóvil. Los frenos de las cuatro ruedas son ligeros y autoventilados, en los delanteros de 39,5 cm de pinzas de cuatro pistones y en las traseras de 38,5 cm y pinza flotante. El cubo de aluminio y disco de fricción gris se unen por pasadores para evitar deformaciones aunque los frenos estén sometidos a esfuerzos máximos.

 

Los neumáticos delanteros (de media 275/40 R 20) son de diferentes dimensiones que los traseros (315/35 R 20). En cualquier caso son neumáticos runflat, que permiten la conducción, aun cuando estén desinflados totalmente hasta llegar al siguiente taller. El indicador de pinchazos (RPA) avisa de la pérdida de aire de un neumático. En su interior los asientos están recubiertos de piel y apoyos acolchados para las rodillas en los lados de la consola central, con apoyo adicional al conductor y acompañante en situaciones de conducción muy dinámica.

 

La relación del equipamiento de serie es amplia, incluyendo entre otros un sistema de audio de alta fidelidad con 12 altavoces y un amplificador de 230 vatios, molduras embellecedores M en los umbrales de las puertas, apoyapié M, guarnecido del techo de BMW Individual de color antracita y un kit de luces interiores. El climatizador de dos zonas se puede cambiar opcionalmente por climatizador de cuatro zonas para el ajuste particular de cada ocupante de las plazas posteriores. En opción se encuentra el sistema de ventilación activa de los asientos y techo solar de cristal.  El BMW X5 puede equipar por último gancho para remolques con rótula abatible eléctrica con peso máximo de tres toneladas.

 

Vía | Sobre Coches

Abril 20th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar