Mini E, autonomía, ecología y diseño


Coches eléctricos e híbridos pugnan por copar el mercado, cada vez más incipiente, de los coches que usan en todo o parte energías alternativas. Es el caso del Mini E, utilitario totalmente eléctrico para dos ocupantes que porta las baterías de litio en la fila trasera de asientos. Estas baterías son de carga en red eléctrica convencional o en poste de recarga rápida. El tiempo de recarga varía en función del tipo de toma usado.

Los colores del Mini E son específicos, todos tienen el color Dark Silver en la carrocería y el Pure Silver en el techo. Mini ha diseñado un logo para este modelo que tiene forma de enchufe. Es de color Interchange Yellow y se ha colocado en el techo, el portón del maletero, la tapa de corriente, los umbrales de las puertas, la parrilla y el salpicadero. Los logos van a juego con los laterales del techo y la carcasa de los espejos son del mismo color.

Es el mismo color de las costuras de la tapicería de los asientos. En su interior sólo se aprecian algunos cambios en el cuadro de instrumentos, como el indicador de consulta del nivel de la carga de las baterías que sustituye al cuentarrevoluciones. El Mini E lleva un motor eléctrico de 204 CV que funciona como un generador en las fases de deceleración. La energía se almacena en tres baterías de litio. Su velocidad máxima limitada es de 152 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

Su tracción es delantero y su peso es algo alto, 1.540 kg., en comparación con el resto de la gama Mini. El Mini E tiene una autonomía, según la marca, de 250 kilómetros, aunque no se ha aclarado el ciclo de homologación usado. En otros modelos con propulsión eléctrica la autonomía no pasa de los 160 kilómetros como el BMW Concept ActiveE.

Vía | Men Style

Abril 14th, 2010
Tags:

Un comentario para “Mini E, autonomía, ecología y diseño”

  1. Cristian Dice:

    La verdad es el mejor de los coches pequeños ;)

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar