Nissan actualiza su crossover Qashqai para consolidar su liderato

La firma japonesa quiere la consolidación de su posición de líder en clara alternativa con los tradicionales compactos de cinco puertas de Europa. Desde 2007 ha vendido la importante cantidad de 500.000 unidades del Qashqai en el viejo continente, desbordando, incluso, las previsiones de ventas de la propia marca, lo que ha incrementado claramente su aceptación entre los clientes que lo han elegido como primera opción en su compra de Nissan en un 80%.

 

Los cambios afectan al frontal, con una remodelación que afecta al capó, parachoques delantero, a las aletas, a la parrilla y a los faros que se comparte con el Qashqai+2. Las estrías del capó son más largas y terminan próximas al frontal. La zona inferior del parachoques se ha modificado para optimizar la llegada de aire al radiador. Sus faros son más finos que los del Qashqai anterior y que parecen envolver las esquinas del coche.

 

La parrilla es de nido de abeja, mas deportiva y le imprimen un aire sofisticado al vehículo. En la parte trasera los pilotos adoptan un diseño de lentes más claro. La parte superior aloja las luces de marcha atrás y los intermitentes y en la parte inferior las luces de posición y de freno, que tienen 12 leds que aumentan su visibilidad. El alerón trasero se rediseña con nuevo perfil para disminuir la resistencia al aire. Los colores disponibles aumentan en dos colores, el Rojo Warm Red y el Gris Style.

 

Se han introducido dos nuevos diseños de llantas de aleación de cinco brazos y 16 y 17 pulgadas respectivamente. En cuanto al interior el Qashqai incorpora una pantalla LCD blanca para el ordenador de a bordo que nos informa del consumo medio, kilometraje, hora y parámetros del control de crucero y limitador de velocidad. Destacan la tapicería de cuero en color Gris Perla y un montaje de luces ambientales en la parte inferior del espacio para los pies de los pasajeros delanteros. Aumenta el número de huecos y espacios disponibles para objetos. Se ha conseguido una mayor insonorización y mejoras contra las vibraciones al aumentar la presencia de elementos aislantes y el sellado del cristal en el ruido del pilar A.

 

El montaje de neumáticos de baja resistencia a la rodadura, el grupo final del cambio más largo, la reducción de peso y unos tapacubos aerodinámicos combinados con el cierre de los huecos de los antinieblas consiguen la reducción de las emisiones de CO2 de 137 a 129 gramos por kilómetro en el nuevo Qashqai.

 

En el otoño de 2008 apareció el Qashqai+2 más largo y alto que el original, buscando un aumento del espacio interior y la practicidad y montar una tercera fila de asientos que pueden plegarse si no se usan. Los dos Qashqai tienen tracción delantera o tracción a las cuatro ruedas ALL MODE. Tienen dos motores de gasolina de 1.6 y 2 litros y dos diesel, de 1.5 y 2 litros con potencias de 115 a 140 CV en gasolina y de 106 a 150 CV en diesel.

 

Vía | El País

Marzo 15th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar