BMW presenta el nuevo GT de la serie 5

La marca alemana BMW ha desarrollado, cuando todo parecía inventado, un nuevo GT dentro de la serie 5, con una imagen deportiva casi Coupé, con cuatro puertas y cuatro plazas. Se ha desarrollado sobre la plataforma del Serie 7, don soluciones distintas para ser un nuevo modelo para tener en cuenta en un segmento pequeño pero lo suficientemente autorizado, como el Porsche Panamera, Mercedes CLS o el Quattroporte de Maserati.

 

La imagen pasa a ser prioritaria en el lanzamiento del nuevoX5, atractiva por la configuración de cuatro puertas, la parte trasera en caída y mayor altura de la habitual perceptibledentro del habitáculo por la posición más elevada, que no desde fuera del mismo, es un factor muy valorado por los conductores y sobre todo, por las conductoras.

 

El portón trasero podrá abrirse manteniendo la separación del habitáculo y el maletero o abriéndolo en su totalidad y consiguiendo, de esta forma, un mayor espacio. En el primer supuesto hablaríamos de un maletero de 440 litros, capacidad algo ajustada para un modelo de automóvil que mide, de largo, aproximadamente 5 metros.

 

El BMW X5 puede llevar, cómodamente a cuatro pasajeros; un quinto ocupante limita la comodidad en la parte posterior, que se encuentra preparada con banquetas individuales y reglajes propios para poder lograr un desplazamiento horizontal de hasta 10 centímetros y la inclinación electrónica de los respaldos.

 

Las prestaciones deportivas del GT de la Serie 5 de BMW quedan aseguradas con cualquiera de sus dos motores de gasolina de seis cilindros, 3 litros y 306 caballos y de ocho cilindros, 4,4 litros y 407 caballos, y un diseño 3 litros de 245 caballos, sin olvidar la suavidad de la marcha y el mayor confort que da el equipamiento de un coche pensado hasta en el último detalle. Lleva incorporadas todas las ayudas de seguridad y conducción disponibles en BMW, que se encuentran de serie en este modelo.

 

Tiene una caja de cambios automática de convertidor de ocho velocidades; la sexta velocidad es directa por lo que se puede llegar al tope de vueltas en los adelantamientos en autopistas. La séptima y la octava velocidad están reservadas a una velocidad de crucero elevada pero con consumo moderado.

 

El sistema de control dinámico de la conducción actúa sobre la dureza de los amortiguadores, la respuesta del motor, la asistencia a la dirección y el funcionamiento del cambio, la iluminación adaptativa o la ayuda al arranque en pendiente.

 

Vía | ABC

Enero 28th, 2010

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar