Volvo C30 eléctrico en pruebas

El Volvo C30 presentado en Detroit hace avanzar a la compañía un más en el proceso de desarrollo de los coches eléctricos. Incluye un interior completo y todos los instrumentos, así como un paquete de baterías mejorado.

“El primer prototipo nos ayudó a identificar los principales problemas tecnológicos, como el paquete de baterías y las cuestiones de seguridad. Hemos conseguido resolver estos problemas sin comprometer el divertido carácter del Volvo C30. Estoy realmente satisfecho con el resultado. El Volvo C30 eléctrico de Detroit es un producto mucho más completo”, afirma Lennart Stegland, director de la división Special Vehicles de Volvo Cars.

El siguiente paso en 2010 es fabricar una serie de coches de prueba. Serán usuarios seleccionados los que conduzcan la flota Volvo de prueba durante un periodo de dos años con el fin de adquirir para Volvo Cars una valiosa experiencia: no sólo técnica, sino también de comportamiento.

El Volvo C30 eléctrico tiene un aspecto parecido al del Volvo C30 convencional y ofrece el mismo nivel de seguridad, confort y espacio que el vehículo de serie.

La diferencia más obvia en el interior son los nuevos instrumentos que el conductor tiene a su disposición. Los indicadores y gráficos son ligeramente distintos a los de un Volvo convencional. La experiencia de conducción también es diferente a la de un vehículo convencional. El Volvo C30 eléctrico no tiene marchas y la potencia del motor Volvo C30 eléctrico se desarrolla gradualmente, alcanzando la plena potencia de forma inmediata.

Vía: Volvo

Diciembre 25th, 2009

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar