El sector de automoción no ve solución a la crisis

 

concesionarios-audi.jpg

 

El que algunas semanas la industria auxiliar del sector de automoción se encuentre con 2000 personas en paro, es preocupante, pues desgraciadamente se empieza a ver como normal.

 

Y es que en contra de lo que se puede pensar, los grandes fabricantes no son los que peor  lo están pasando en esta crisis en términos de empleo. Según los datos actualizados a 25 de marzo que maneja el sector, las firmas de proveedores habrían despedido o incluido en expedientes de regulación de empleo (ERE) hasta 52.300 personas, muy por encima de los 43.500 trabajadores afectados por ERE entre los fabricantes.

 

Si a estas cifras le incluimos los despedidos en los concesionarios, que llegan a los 15.000 y alcanzarán los 30.000 a finales de este año, entonces nos encontramos con que los afectados superan los 100.000 empleos, que se dice pronto.

 

El peso de la automoción española genera, en puestos indirectos, hasta dos millones de empleos por lo que la situación de no poner soluciones es más grave de lo que se piensa.

 

Un claro ejemplo  de lo mal que lo están pasando todos es Michelin que ha endureció las medidas de carácter laboral. Hasta en 40 días podrá parar sus instalaciones en 2009 y la plantilla se quedará con el 50% del sueldo. Hasta 9.000 trabajadores se verán afectados por estas medidas, provocadas por una caída de la producción de un 28% en su fábrica de Burgos y un 90% en la de Valladolid.

 

Según José Antonio Sanchez Torres, presidente de la asociación de vendedores (Ganvam) España cuenta con 450.000 vehículos en stock y se estima que las ventas este año serán de 900.000 pero el problema es que los fabricantes no pueden parar las fábricas y ante esta situación los números no salen.

 

Desde las distintas asociaciones, no se entiende como el Gobierno no ha puesto en marcha un modelo de ayudas directas, como se reclama desde todos los lados, más aún viendo el éxito de esta medida en nuestros vecinos europeos (Francia y Alemania) que con 1.000 y 2.500 euros de ayudas, respectivamente, ha disparado la demanda de coches fabricados en España para su exportación.

 

Ante la pasividad del Gobierno, las Comunidades Autónomas seguirán el ejemplo de Navarra y se plantearan el dar ayudas directas  para  fomentar la compra y el achatarramiento de los coche viejos.

 

Vía:El Confidencial

 

Marzo 30th, 2009

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar