Disfruta con moderación del alcohol estas Navidades

 

alcohol-y-conduccion.jpg

 

Una persona conduciendo con resaca, sufe un riesgo a padecer un accidente de tráfico 4 veces mayor que un abstemio. Y es que las alteraciones neurológicas que produce la bebida después de unas horas,  ocasionan torpeza y distorsiones visioespaciales.

 

Este argumento no lo expone cualquiera,  es la opinión de David Ezpeleta, miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN), una institución que alerta de que el consumo elevado de alcohol en días puntuales como las fiestas navideñas también tiene consecuencias neurológicas.

 

A la resaca se le da menos importancia de la que realmente tiene, pues una resaca fuerte puede que venga acompañado de un índice elevado de alcohol en la sangre y el riesgo al volante de una persona en este estado puede ser mucho mayor incluso después de varias horas que alguien que se ha tomado dos vinos y da positivo en los test de alcoholemia.

 

Varios estudios científicos evidencian que la resaca produce torpeza, alteraciones frontales, en la capacidad motora y en el manejo de pies y manos así como en la percepción de la posición del vehículo.

 

En España el porcentaje de “bebedores excesivos esporádicos” es cada vez más numeroso y comienza a edades más tempranas, y estos preocupa a la DGT ya que cuando los jovenes se sacan el carnet de conducir son ya bebedores habituales pues en muchos casos comienzan a los 14-15 años.

 

Por tanto estas navidades bebe con moderación, circula con precaución y disfruta de familiares y amigos.

 

Vía: Hoymotor

Diciembre 25th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar