Los despidos se suceden en el sector de automoción

 

sector-en-crisis_ere-automocion.jpg

 

Parece ser que el Gobierno se ha decido a tomar cartas en el asunto de manera urgente pero la realidad es que hasta que eso ocurra en España la crisis en el sector de la automoción está afectando a 52.000 trabajadores.

 

La mayor parte de estos trabajadores corresponden a la cadena de ventas donde peligran 20.000 puestos de trabajo; seguido de las fábricas, con 18.000 empleos; y el sector de componentes, con un total de 14.000.

 

Los ejemplos están a la orden del día por un lado en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, se ha pasado de 192.000 unidades a 107.828, lo que dejará a 1.680 empleados en la calle. Por su parte, en Seat se producirán en la fábrica de Matorell 75.000 coches menos por lo que la empresa ha lanzado un ERE a 4.500 operarios. De la misma manera, la planta valenciana de Almussafes de Ford ha descendido la producción en 119.000 coches, por lo que 1.000 trabajadores serán despedidos y por último la fábrica de Citroën en Vigo va por el mismo camino y 900 eventuales podrían verse sin empleo.

 

El Gobierno pretende lanzar un plan integral para las comunidades afectadas a partir de enero, no en vano el sector del automóvil representa un 8,4 % del PIB.

 

La situación es preocupante ya que los ERE han crecido exponencialmente y, si en un primer momento, sólo parecían afectar a la industria, era cuestión de tiempo que el descenso de ventas afectase también a los concesionarios.

 

La situación de los concesionarios no hace más que empeorar y éstos acusan directamente a los fabricantes por haber presionado a los concesionarios y haber fabricado por encima de la demanda real.

 

Las ventas disminuyen ya que los consumidores están sufriendo la crisis económica por un lado y por otro la dificultad en la concesión de créditos es un freno bastante importante. El gasto que supone un coche es la segunda gran inversión que realizan las familias, situándose sólo por detrás de la vivienda.

 

Esta realidad refleja una caída en picado de las ventas que cerraran el año con un descenso superior al 25% según datos de Anfac y si esto no se soluciona los despidos seguirán llegando desgraciadamente.

 

Vía: Terra

Noviembre 26th, 2008
Tags:

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar