Los coches más feos por dentro

 

Ya hace un año publicamos un artículo con los coches más feos y pudimos ver como coches que han sido votados como los más feos han tenido y siguen teniendo buenas ventas. El caso es que aunque es importante la estética del vehículo, no menos importante son sus prestaciones, fiabilidad y precio, por lo que muchas veces nos encontramos con sorpresas y vemos un diseño horroroso que camufla un gran coche.

 

Pero la estética de los coches no solo está en el exterior del vehículo, también existe el habitáculo interior, que es el que más ves como conductor, y aquí aparece un amplio debate ya que habréis escuchado lo de que la belleza está en el interior. Una frase muy discutible si de lo que estamos hablando es de coches.

 

Lo que esta claro es que una línea exterior espectacular y muy atractiva puede terminar en decepción o sorpresa cuando se echa un vistazo al habitáculo del modelo, lo mismo que nos ocurre cuando un exterior feo oculta un gran coche o un gran acabado interior. Los compañeros del Economista en este caso se hacen la siguiente pregunta ¿cuáles son los interiores más feos que se pueden encontrar en el mercado español?.

 

Para obtener una respuesta, los compañeros del Economista seleccionaron una lista de los más votados por sus seguidores y desde hay mostramos el siguiente resumen donde los peor parados por el momento son el Mercedes GLK y el Hummer H3 que recibieron ambos el 33% de los votos.

 

rolls_interior.jpg

 

Rolls Royce Phantom

 

La tradición es lo que manda en un interior como el de este vehículo. Refinamiento y lujo se respiran por cada uno de los milímetros del salpicadero. Dos características que, sin embargo, no aportan en ningún momento belleza. Resulta un interior muy decepcionante para un coche que cuesta más de 400.000 euros.

 

hummer_interior1.jpg

 

Hummer H3

 

Este podría ser un ejemplo perfecto de un interior made in USA: poca calidad, líneas sosas y los elementos imprescindibles para conducir, sin más. Este interior bien podría tratarse de el de un barato y pequeño utilitario europeo. Nada hace pensar que alrededor de ese volante se encuentra uno de los vehículos más impresionantes del mercado por sus gigantescas proporciones.

 

rodius_interior1.jpg

 

Ssang Yong Rodius

 

Todo lo contrario le ocurre a este gigante de Ssang Yong. Su habitáculo concuerda a la perfección con la antiestética carrocería. Los desproporcionados indicadores de la velocidad y las revoluciones, situados en el centro del salpicadero, son el elemento que más destaca y llama la atención. Nunca ha triunfado en el tiempo esta disposición.

 

x3_interior1.jpg

 

BMW X3

 

Los interiores de BMW siempre se han caracterizado por su sencillez, claridad, practicidad y ergonomía. Este modelo cumple con esas características pero ha supuesto para la marca germana unos cuantos pasos atrás en lo que a calidad se refiere. La buena noticia es que BMW no ha seguido este camino y ha rectificado con los nuevos modelos como el X5 y X6, que cuentan con uno de los interiores de mayor calidad y estilo del mercado.

 

fiat_panda_int.jpg

 

Fiat Panda

 

Típico interior de un coche pequeño y práctico, nada que objetar, pero la combinación de líneas rectangulares y ovaladas es algo molesta para la vista, igual que el plástico negro que protege la palanca de cambios. En esta ocasión, el mítico y vanagloriado diseño italiano queda algo en entredicho.

 

glk_interior.jpg

 

Mercedes GLK

 

Este habitáculo no hace justicia al bonito diseño de la carrocería. Las líneas demasiado verticales y planas dan la sensación al conductor y al copiloto que están frente a una pared. Además, a pesar de la utilización de materiales nobles, como la madera, el habitáculo da la impresión de pobreza. Esta filosofía interior sigue la línea que ha iniciado la Clase C y que supone un paso atrás en calidad para la marca de la estrella. Audi ha tomado la delantera en los interiores a sus más directos rivales.

 

La belleza es algo muy subjetivo, por eso, la elección siempre es algo muy personal, aunque eso sí, siempre pueden encontrarse puntos en común. Seguro que cada amante del motor realizaría una lista diferente por ello desde aquí también os invitamos a que opinéis.

 

Vía: El Economista

Agosto 25th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar