Hyundai i30. Prueba. Segunda parte. »
El Hyundai i30 ha dado el salto de calidad en la marca coreana.

El tacto de los plásticos resulta agradable y blando al tacto. Incluso alguno que es duro, puedes apreciar la calidad que tiene. Es un salto enorme en la concepción de vehículos por parte de Hyundai. Ya no encontrarás gangas en sus modelos, pero la calidad se paga, como es lógico.