Una nueva generación del monovolumen Ford C-Max para 2010

 

precio_ford_c-max_barato.jpg

 

Ford ha renovado la gama Focus hace relativamente poco tiempo, al igual que el monovolúmen compacto Focus C-Max, una de las opciones de transporte familiar más racionales y de mejor ver. La tercera generación del Ford Focus está en camino, y ya que el Focus C-Max parte del chasis del compacto Focus, un nuevo C-Max también está en camino y los rumores lo ponen en el mercado en el 2010.

 

Lo que más expectación levanta en este nuevo C-Max es la inclusión de una versión siete plazas, además de las cinco actuales. Esto no quiere decir que la versión de cinco plazas no esté disponible, sino que ambas variantes convivirán en el mercado. Eso sí, sin una diferenciación estética clara como sucede con otros vehículos de la competencia.

 

La plataforma a emplear como hemos comentado será la misma que estrenará la tercera generación del Ford Focus, mientras que en el apartado estético se espera que cuente con similitudes con el todoterreno ligero Ford Kuga.

 

La gama de motores estará formada por propulsores gasolina y diésel de entre 1.600 y 2.000 centímetros cúbicos, contando también con una versión de bajas emisiones ECOnetic y pudiendo llegar a incorporar los pequeños motores gasolina sobrealimentados que Ford está preparando bajo el nombre de EcoBoost. Mientras, existirá la posibilidad de equipar al monovolumen con la caja de cambios de doble embrague, además de con las habituales cajas manuales.

 

Su competidor más directo es el Seat Altea XL, con también una batalla alargada, pero con el gran fallo de sólo cinco plazas. Propuestas similares: Volkswagen ofrece su Touran con una tercera fila y el Opel Zafira no se aleja por tamaño.

 

Todavía habrá que esperar pero las recreaciones de Autoexpress nos lo ponen más facil y ya podemos imaginarnos como será el diseño de esta nueva generación del monovolúmen C-Max.

 

Vía: Autoexpress

Recreación gráfica: Autoexpress

Julio 31st, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar