Problemas en el desarrollo del Volkswagen Up!

 

precio_volkswagen_up_barato.jpg

 

El Volkswagen Up! en el que está trabajando la marca alemana, es un prototipo de pequeño utilitario que destaca por su motor trasero principal dificultad y su modularidad en los asientos. Dará lugar a un utilitario pequeño que en principio se espera que tenga como nombre City Expert.

 

Mide 3,45 metros de largo y 1,63 de ancho. Su motor trasero condiciona el diseño y permite que, por ejemplo, no tenga parrilla ni entradas de aire delanteras de la misma forma que otros modelos.

 

Tiene cuatro plazas, y tres de sus asientos se pueden plegar y quitar del coche o guardar en la parte trasera o delantera, lo que aumenta el espacio de carga. Para doblarse y ocupar tan poco, se inflan de aire para adaptarse al cuerpo del pasajero, y se desinchan cuando se quieren retirar, algo realmente novedoso.

 

En su interior tiene una pantalla táctil con sensor de proximidad (no hace falta tocar, sólo acercarse) con el que se pueden controlar el navegador, la radio, el ordenador de abordo y el climatizador de una forma muy intuitiva.

 

Según Volkswagen, Up! es sinónimo de comienzo, actividad, dinamismo y futuro. Esperan que muchas de las tecnologías e ideas mostradas en el prototipo sirvan para sus futuros modelos y se convierta en un icono que no pase de moda.

 

El problema es que lanzar a día de hoy un polivalente de propulsión con motor trasero parece ser más fácil de decir que de hacer, el principal problema es la dificultad de integrar el radiador en la parte delantera del vehículo y refrigerar el motor debidamente, a lo que se añade la supuesta falta de estabilidad con viento lateral y un coste de desarrollo más elevado de lo previsto inicialmente.

 

En consecuencia Volkswagen está valorando introducir algunas modificaciones en la estética del modelo, aunque si la forma básica tuviera que ser alterada radicalmente, la compañía se vería forzada a adoptar una configuración mecánica convencional. En cualquier caso, los ejecutivos de Volkswagen parecen seguros de que podrán superar las dificultades del proyecto.

 

Claramente un motor trasero convertiría al Up! en un modelo único y fácilmente “vendible” para los chicos a cargo de la publicidad, pero ahora mismo el precio lo es todo, así que tendremos que esperar unos meses para conocer la configuración definitiva del Up!.

 

Vía: Autoblog

Julio 19th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar