Chevrolet HHR un familiar muy original

 

chevrolet_hhr_3500_19.jpg

 

El lanzamiento en Estados Unidos de este “remake” familiar de una histórica camioneta de 1949 –el Chevrolet Suburban- fue todo un exito con más de 200.000 unidades vendidas y una estética retro, le han convertido casi en modelo de culto.

 

Dos años después, el HHR cruzo el Atlántico para convertirse en el primer modelo que Chevrolet comercializa en Europa de su gama norteamericana. Por concepto y dimensiones –mide 4,5 metros de longitud-, el Chevrolet HHR queda a medio camino entre un tradicional familiar compacto y un monovolumen medio, con una notable comodidad de marcha pero sin el dinamismo de los primeros ni la funcionalidad de los segundos. Eso sí, no pasará desapercibido.

 

Con mejores intenciones que respuestas lógicas a las necesidades del usuario, el Chevrolet HHR es una alternativa distinta a un precio también diferente. Si en Norteamérica, al cambio, la gama parte de 10.450 euros como producto nostálgico y popular, en su desembarco en Europa, supera los 28.000 euros, más que cualquiera de sus hipotéticos rivales y que otros auténticos americanos en estética y concepción, como el mencionado PT Cruiser o el Dodge Caliber, que además sí ofertan mecánicas Diesel.

 

La particular estética del Chevrolet HHR marca las primeras impresiones a bordo. Fiel a su nombre, (Heritage High Roof, herencia de techo alto en inglés) la postura de conducción es elevada, próxima a la de un monovolumen tipo Renault Scénic u Opel Zafira, aunque no por ello con gran sensación de desahogo. Las plazas delanteras son correctas, con gran altura, suficiente anchura y ajuste eléctrico del asiento incluso en apoyo lumbar. No obstante, por su alta línea de cintura y pequeñas lunas (una estética denominada “Heavy Chevys” en antiguos Chevrolet por la cantidad de chapa en relación al cristal) la luminosidad y sentido de espacio queda reducida.

 

Dos pegas importantes las motorizaciones ya que solo nos ofrece dos motores de 4 cilindros, un 2.2 litros de 149 CV y un 2.4 litros de 175, ambos de fabricación americana y el precio, por lo demás es un vehículo que cuenta con un factor diferenciador entre los de su especie, es distinto y original cuanto menos.

 

Vía: terramotor, motorpasion

Julio 12th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar