General Motors en crisis

 

Después de hacer un breve comentario en un blog anterior, vamos a indagar un poco más en la tremenda noticia que nos está llegando por casi todos los lados. Y con indagar no quiero decir que vaya a meter el dedo en la llaga. Simplemente es pormenorizar los detalles que nos avanzan desde varios frentes.

 

No pintan bien las cosas para General Motors (GM)

 

GM está en crisis (desaceleración económica que dirían algunos en España, of course). El primer fabricante mundial de automóviles, por delante de la todopoderosa Toyota, necesita un pequeño pico de 15.000 millones de dólares para continuar con la cabeza fuera del agua. No me he pasado con los ceros, no penséis mal. Se ha sumado la “desaceleración” europea con la crisis (aquí si podemos ponerlo) americana. Y es que tanto Cadillac como Chevrolet (la auténtica, no la que nos dan aquí), ya no son iconos de las carreteras americanas.

 

Los principales gestores de private equity (capital riesgo) están siguiendo muy de cerca la evolución desde hace doce meses para someter a la firma a una profunda reestructuración. Entre que la operación no es nada sencilla y que hace falta algo más aparte de calderilla, se antoja una operación bastante complicada. Se ha previsto una reunión del Consejo de Administración a principios de agosto para comenzar con la sangría de despidos y de esta forma intentar encauzar un poco la situación.

 

Uno de los problemas de General Motors ha sido la competencia interna de sus marcas. Tener ocho activas en el mercado y que muchas de sus divisiones compitan entre ellas, no ha sido la mejor idea. Solamente en el mes de junio, sus ventas se han visto reducidas en un 18% con respecto al mismo periodo del año 2007. Quizá tenga que escuchar los cantos de sirena que provienen de los gigantes asiáticos para intentar reflotar la compañía, porque seguro que los chinos estarán encantados con esta situación y se estarán frotando las manos. Intentaron reducir la sangría en el año 2006 y 2007 obteniendo liquidez con la venta de activos, y se desprendieron del control de su brazo financiero GMAC y su unidad Allison Transmission. Con Cadillac y Chevrolet no habrá esta misma decisión, porque las consideran los pilares del grupo, pero de Buick, Saturn y Saab no opinan lo mismo.

 

Gran parte del problema viene dado por la caída terrorífica en ventas de camionetas y todo terrenos. Quizá ahora se estén dando cuenta los americanos, que a pesar de disfrutar de un precio irrisorio por el combustible, no es nada útil que el coche les consuma 20 litros cada 100 kms.

 

Y lo que es peor; con todos estos comentarios, ha sucedido lo inevitable. Todos sabemos como se mueve la bolsa, y es por rumores. Y estos mismos, que pueden hacerte rico o que duermas bajo unos cartones, han hecho que las acciones se desplomasen un 9,53 %, y para echar más leña al fuego, Merryl Linch baja el precio objetivo a siete dólares por título.

 

Ahora mismo, los mejores posicionados para hacerse con el control son los grupos europeos con poca presencia en el mercado estadounidense, como son Fiat y PSA-Peugeot. Quizá todos salgan ganando. En caso de no aceptar el cambio de rumbo de esta manera, les quedaría desprenderse de marcas atractivas para los europeos, como son Opel y Saab. De hecho, ya han emprendido este camino con la venta de Hummer.

 

Veremos como evolucionan los pasos de este gigante venido a menos en las próximas semanas. Porque ya se sabe; cuanto más grande eres, más grande es el golpe.

 

Departamento de análisis de www.autodescuento.com

 

Julio 9th, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar