El alcolock pretende impedir la conducción en caso de exceso de alcohol

 

ndm_alcolock1.jpg

 

Desde la implantación del carnet por puntos – en julio de 2006 – hasta este mes se han formulado en España más de 250.000 denuncias por alcoholemia, que ya está bien. Pero mucho más preocupante es el índice de conductores fallecidos al volante que tenían alcohol en la sangre, una tercera parte, según datos del Instituto de Toxicología Carlos III. Lo que se traduce en que las muertes por accidente de tráfico en las que el alcohol está presente se podrían situar entre el 40% y el 50%.

 

En su afán por evitar que el tan peligroso cocktail de alcohol más conducción siga dándose día a día en las carreteras españolas – al menos esta medida no parece tener tintes recaudatorios – , el Ejecutivo estudia la posibilidad de instalar un alcoholímetro que obligue al conductor a soplar antes de permitirle el arranque del vehículo en los coches de aquellos conductores reincidentes por infracciones de alcoholemia. Este sistema cuesta alrededor de 800 euros, un precio que tendrían que abonar los conductores infractores y es que tiene que quedar claro que conducir bebido no solo pone en riesgo tu vida sino la de otros conductores y eso es mas grave aún.

 

El sistema se llama alcolock y como hemos dicho, consiste en un mecanismo que bloquea el sistema de arranque hasta que obtiene una prueba negativa de alcohol en la respiración del conductor. Antes de accionar el contacto, el conductor debe soplar por la boquilla durante 5 segundos.

 

El sistema se compone de un etilómetro conectado al sistema de arranque del coche, de manera que el conductor se ve obligado a realizar la prueba de alcoholemia antes de arrancar el motor. Si el sistema detecta que el conductor sobrepasa el límite permitido impedirá el arranque, de lo contrario, el arranque quedará desbloqueado.

 

El sistema registra cada vez que el conductor da positivo y detecta los intentos de arranque no autorizados, de manera que si el conductor decide arrancarlo dejándolo caer por una cuesta el sistema emitirá un molesto pitido hasta que el conductor se someta a la prueba, es decir, esta todo pensado.

 

Los autobuses escolares franceses deberán llevar instalado este dispositivo por ley a partir del curso 2009-2010, y el Ejecutivo español parece querer copiar esta medida, sin extenderla, por el momento, a otros colectivos profesionales. La duda que me ronda es que como se puede controlar que la persona que se ha sometido a la prueba es quien conducirá el vehículo, quiero pensar en el sentido común de los acompañantes del vehículo pero se escuchan tantas cosas que no termino de estar convencido con esta medida, no obstante todo lo que sea en beneficio de reducir los accidentes de trafico sera bienvenido siempre en autodescuento.

 

Vía: La Vanguardia

Julio 9th, 2008

Un comentario para “El alcolock pretende impedir la conducción en caso de exceso de alcohol”

  1. Autodescuento » Blog Archive » El Alcolock podría ser obligatorio Dice:

    [...] bien a pesar de que todavía no ha sido aprobado y que en principio se tratará de un proyecto piloto de un año de duración, todo apunta a que los conductores reincidentes en positivo por alcoholemia [...]

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar