Tú seguridad y la de los tuyos no tiene precio…

 

Esto no es cuestión ni de marcas, ni de modelos, ni de ofertas. Es hablar de cómo debemos sentar en el coche.

 

Éste es un tema que desde que Mr. Alonso ha aparecido en nuestras vidas nos está preocupando cada vez más.

 

Si nos fijamos por las carreteras cada vez hay más gente, sobre todo chavales jóvenes que intentan emular la posición de un cockpit de un F1. Esta posición que se traduce en que llevan los ojos a la altura de la puerta, es peligrosísima de cara a un accidente y a la hora de evitarlo para poder conducir.

 

Autodescuento se preocupa por tu seguridad

 

Lo primero que tenemos que saber es que el cinturón está para ponérselo. No es sólo una herramienta de seguridad, sino que nos permite estar en nuestro sitio sin movernos a la hora de conducir y usar el volante sólo para cambiar de dirección y no como asidero.

 

Este debe pasar por la clavícula y atravesar el pecho por el medio. Hay muchas mujeres que debido al pecho les resulta muy incómodo, pero no llevarlo ahí puede producir grandes lesiones en un choque frontal. Pero para no dejaros así os daremos el nombre del inventor de un elemento que ha salvado miles y miles de vidas, por si queréis maldecirle por la forma. Fue Nils Bohlin. Por la parte inferior el cinturón debe estar sujeto en nuestra cadera.

 

Si tenemos un poco de panza deberemos subírnosla y colocarlo en la cadera en la medida de lo posible. Una vez encontrada apretar. No hace falta estrangular, pero que se note.

 

Ya atados nos situaremos. Primero ajustaremos la distancia de la banqueta. Para ello pisaremos el embrague. Nuestra pierna debe quedar ligeramente flexionada. Nunca debe quedar estirada del todo y ni demasiado doblada. Con esta distancia podremos aplicar la fuerza necesaria a los pedales.

 

Después regularemos el respaldo. Para ello apoyaremos la espada y sin estirarnos deberemos apoyar la muñeca en la parte superior del volante.

 

Esto es muy fácil ahora que los coches suelen tener el volante regulable en altura y profundidad. Pero ojo, este no debe quedarnos a menos de 25cm ya que en caso de necesitar el airbag, éste nos puede hacer mucho daño y causar lesiones.

 

Por último colocaremos el reposacabezas. En caso de choque nos recogerá la cabeza a modo de guante de béisbol evitando latigazos cervicales que pueden dejarnos bien fastidiados de por vida. Esto es fácil. La parte superior del reposa cabezas debe quedar a la altura de la parte más alta de la cabeza y a dos centímetros de la misma. No hace falta llevar la cabeza apoyada. Y en cuanto a la altura de la postura, debe ser la lógica para poder salir y entrar del coche cómodamente y que además nos permita una visibilidad mejor.

 

Autodescuento te dá el precio más bajo

 

Una vez sentados, las manos deben estar en el volante. ¿Dónde están los mandos de los intermitentes y los limpiaparabrisas? Pues ahí. Y siempre van en este mismo sitio. Llevar la mano derecha en la palanca de cambios es un vicio que nos dejará literalmente mancos a la hora de un incidente. Y si no, mirad como Alonso no suelta el volante. Además que desde aquí os aseguramos que la palanca no se va a caer. Sabemos con certeza que los coches duran unidos muchísimos años.

 

Si fuera la postura, ¿por que demonios nos ponen todos los mandos en el volante y no en la palanca??

 

En fin, así es como debéis ir. Y todos los que lleváis en el coche igual. Bien sentados, atados y con el reposacabezas colocados. Te lleva un minuto y te puede ahorrar toda una vida de desgracias.

 

Ahora, todos a disfrutar del coche y a seguir contribuyendo para acabar con la lacra del siglo XXI, la mortalidad en accidentes automovilísticos.

 

Todos estos consejos te los facilitamos gracias a las enseñanzas de “Race Escuela de conducción”

 

Mayo 31st, 2008

Déjanos tu comentario.

Buscar


No dejes de visitar